8 de diciembre de 2011

¿Debemos creerle a los medios cuando hablan de educación?

 Por Pedro Flores Crespo*
A mis amigos y colegas del Observatorio Ciudadano 
de la Educación.

"Que el niño coma nueces antes de sus exámenes para que retenga en su cabeza lo que estudia”. Es común leer y escuchar frases como ésta en programas televisivos, en revistas sobre el “buen vivir”, incluso en alguna sección periodística sobre vida y cultura. La pregunta es si como padres de familia —y ciudadanos— debemos dar autoridad a este tipo de creencias que pueden no tener ningún sustento. ¿Cómo nos enteramos los padres de familia, directores de escuelas, maestros y rectores qué prácticas en el hogar o qué programas educativos realmente funcionan para que nuestras hijas e hijos aprendan mejor? ¿No deberían las noticias sobre educación contar con un fundamento científico? ¿Cómo se relacionan los investigadores con los periodistas de la fuente educativa? ¿Con qué creencias o ideologías se presentan las noticias sobre educación en los periódicos, noticiarios, radio y revistas?
Con el ánimo de hacer la investigación educativa más accesible a los medios de comunicación y a los hacedores de política, el 22 de noviembre se presentó, en las oficinas del Parlamento británico, el Education Media Centre (EMC), el cual forma parte de la Coalición para la Educación Basada en la Evidencia (CEBE, www.cebenetwork.org), que a su vez agrupa a investigadores, hacedores de política y practicantes interesados en mejorar la forma como se usa el conocimiento y la evidencia científica en el sector.
En congruencia con la misión de la CEBE, el EMC buscará que la educación tenga un entendimiento público más profundo y tratará de ofrecer a los usuarios perspectivas independientes, accesibles y autorizadas (authoritative) que emanen de la investigación educativa.
De acuerdo con el informe de factibilidad del EMC, la necesidad de un centro de este tipo se justifica porque, generalmente, las noticias sobre educación hablan de temas cuya resonancia política es alta, pero pocas veces se habla de cuestiones prácticas o pedagógicas.
También, en la justificación del EMC, se afirma que la evidencia científica generada por los especialistas no es utilizada de manera balanceada. Si alguna empresa de medios desea promover una agenda política, de negocios o defender determinada posición moral o ideológica, los reporteros tienden a echar mano sólo de aquella evidencia que apuntale estos propósitos.
Muchos dirían que esto es normal. El EMC, en cambio, asume que tanto los sesgos ideológicos como el uso político indiscriminado de ciertos temas educativos no es suficiente para mejor las políticas públicas. El punto es práctico: mejorar la educación.
Este enfoque, a mi juicio, es valioso pues se apuesta a una forma más profesional de ejercer el periodismo, en el que la evidencia científica busca disputarle el lugar al sensacionalismo o a la creencia popular de que sólo comiendo nueces se mejora el desempeño escolar de los niños.
El Education Media Centre funcionará, inicialmente, mediante cinco estrategias. Primero, elaborará un directorio de especialistas que demuestren tener trabajo aplicado, habilidad para comunicar sus ideas y una investigación de alta calidad.
En segundo lugar, el EMC ofrecerá un punto de encuentro (matchmaking) por medio de la red y de una línea telefónica que conecte expertos, periodistas y hacedores de política para obtener, de manera rápida, conocimiento especializado en alguna área educativa. “Hay que evitar la comunicación del teléfono descompuesto”, dijo Estelle Morris, ex secretaria de Educación de Inglaterra y patrona del EMC.
La tercera estrategia de trabajo será coordinar y ordenar los comunicados de prensa (press release) con contenido científico de acuerdo con tres categorías: 1) temas amplios, 2) noticias actuales, y 3) anuncios ministeriales.
La cuarta estrategia del EMC será alertar sobre nuevos resultados de investigación tanto en el ámbito nacional como internacional y, por último, la quinta estrategia será brindar un servicio “en vivo” con personal calificado para vincular a los diferentes usuarios del Education Media Centre.
¿Necesitaremos este tipo de espacios en México? Saque usted sus conclusiones. En Noticieros Televisa, Trixia Valle, directora de la organización llamada Fundación en Movimiento (FM), sugirió que el bullying o acoso escolar es la antesala de la delincuencia (22/02/11).
FM es una asociación civil con una postura ideológica particular sobre la familia, los “valores” y las conductas juveniles. Valle, en uno de sus libros, sugiere, por ejemplo, que las relaciones prematrimoniales pueden ser un “problema potencial del reventón”.
El contenido de este libro, según dice el portal electrónico de la autora, está “avalado” por la Secretaría de Educación Pública (SEP).
Sin saber si hubo conexión entre la visión de FM sobre el acoso escolar, la fracción del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado presentó, en marzo pasado, una iniciativa para equiparar al bullying con la violencia intrafamiliar y poder “criminalizarlo” (nota de Leticia Robles, Excélsior, 02/03/11).
Contrario a esta postura, especialistas sobre el tema de la violencia escolar hicieron, durante el Undécimo Congreso de Investigación Educativa, un pronunciamiento en el cual argumentaron que “el incremento noticiero” sobre temas afines al bullying no siempre va acompañado de “fuentes autorizadas”.
Los investigadores educativos manifestaron también que existe una visión “distorsionada” y “tendenciosa” del fenómeno de la violencia escolar, lo que conduce a una criminalización de los sujetos, lo que podría alejar más que acercar soluciones.
Finalmente, los académicos proponen que los medios de comunicación (radio, televisión, periódicos locales y nacionales) amplíen espacios para la discusión de alternativas que contribuyan a resolver el problema de la violencia en la escuela.
¿Debemos entonces creerle a los medios? Pues si no presentan notas y reportajes fundados y con una perspectiva amplia y plural sobre el acontecer educativo, hay razón para prescindir de algunos de ellos.

*Académico e investigador del INIDE/UIA. Originalmente publicado en Campus Milenio

No hay comentarios. :

Publicar un comentario