1 de marzo de 2012

¿Estadísitcas olvidadas o problemas por olvidar?


Por María José Athié Martínez *

Desde el 2004 que empecé a trabajar con comunidades indígenas, y generar relaciones cercanas con  ellos, me ha llamado la atención como en estadísticas nacionales no se puede tener información precisa sobre indígenas. Trabajo en el ámbito educativo, y curiosamente no se sabe con exactitud cuántos alumnos indígenas asisten a la escuela. Las instituciones censales del país consideran que México presenta alrededor de un 10% de población indígena, pero, ¿de dónde sacan esos datos?.
Cuando se realiza un censo en el país se pregunta si alguien de la familia habla alguna lengua indígena. Es decir, los indígenas, estadísticamente hablando, son considerados como tal si hablan una lengua. Pero que pasa en todos los casos en los que los niños ya no hablan la lengua pero viven sus tradiciones indígenas, o en los casos en los que dicen no hablar la lengua para no ser discriminados. ¿Pertenecer a una cultura, depende únicamente de hablar la lengua?... hablar la lengua de la cultura es una de las variables que hacen que una persona sea parte de una cultura, pero es sólo uno de los elementos, no el único.
Los datos son más aberrantes cuando tratamos de mirar un nivel educativo. Por ejemplo, si una Institución de Educación Superior decide crear programas para atender mejor a su población indígena, ¿cómo sabe cuál es su población indígena?, si en la gran mayoría de procesos de admisión no se pregunta si un aspirante pertenece a una cultura indígena.
Aunque para alguno de ustedes, esto parece trivial, para mi no lo es. Conocer bien los datos de la población indígena que tiene México es crucial, porque sino se saben los números, como se puede entender la problemática que viven en su totalidad, cómo se consigue suficiente financiamiento, suficientes recursos (humanos y capitales), suficientes programas que por fin intenten atender de manera responsable y culturalmente adecuada a toda la población indígena. Si se buscará trabajar en conjunto con la población indígena, es indispensable saber con precisión las estadísticas. Sólo así se podrá empezar a trabajar para crear una situación más justa o equitativa para esta población con la cual, México sigue en deuda. Y como menciona la Mtra. Schmelkes “esto obedece al reconocimiento de México como país pluricultural con fundamento en sus pueblos originarios”.


* Maestra en Estudios Curriculares. Colaboradora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la UIA. Originalmente publicado en Publimetro (26/II/12)

No hay comentarios. :

Publicar un comentario