16 de abril de 2012

¿La tercera función sustantiva en la universidad privada?

Por Bianca Garduño Bello*

Actualmente, la universidad mexicana es una institución social fundamental comprometida con tres funciones sustantivas: enseñar, investigar y difundir. La primera es básica y se realiza en todas las universidades. Las otras dos, en la medida de lo posible.  
En un estudio reciente, se abordó específicamente la tercera función sustantiva comparándola en tres universidades privadas de la Ciudad de México totalmente distintas. Este acercamiento comparativo tuvo como primer objetivo, saber si con todas sus diferencias, asumen la tercera función sustantiva como parte de su discurso, de su estructura organizacional y de las actividades que realizan efectivamente. La conclusión fue clara: en el discurso, sin fallar en la definición de universidad, las tres universidades dijeron estar comprometidas con el cumplimiento de sus tres funciones sustantivas. En términos organizacionales y operativos, la tercera función sustantiva es asumida de manera distinta en cada una manifestándose en diferentes modalidades y grados de desarrollo. Las universidades privadas con mayor consolidación académica y organizacional, realizan la tercera función de manera más amplia y comprometida. De manera tal que cada una desarrolla la función de acuerdo con su inspiración y orientación ideológica, pero también con los objetivos académicos y la condiciones materiales con las que cuentan.
¿Qué relevancia tiene la manera de asumir la tercera función en las universidades privadas? La formación de profesionales justifica la existencia de una función de difusión de la cultura, extensión de los servicios y vinculación que no sólo ofrezca una formación integral de universitarios que posteriormente se desarrollarán con un conocimiento amplio de su contexto; sino de integrar una comunidad universitaria reflexiva y consciente de su relación con la sociedad. De dar identidad en una sociedad individualista y de recordar a los universitarios que incluso dentro de la universidad, en su paso por ella, mantienen una relación indisoluble con la sociedad que les rodea y están comprometidos a hacerse partícipes de ella con los productos de su quehacer diario.

* Maestra y licenciada en Sociología (UAM Azcapotzalco), colabora en el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la UIA. bianca.garduño@uia.mx
Originalmente publicado en Publimetro (16 de Abril de 2012)

No hay comentarios. :

Publicar un comentario