30 de octubre de 2012

Fortalecer identidad escolar para mejorar aprendizajes: especialistas

Por Héctor Rojas*

Durante la mesa ¿Cómo multiplicamos experiencias?, en el primer día de trabajo de Clase 2012, las especialistas en educación Margarita Zorrilla, Sylvia Schmelkes, y Lucina Jiménez, coincidieron en que es necesario dotar de mayor autonomía a las escuelas y fortalecer su identidad para mejorar la experiencia educativa.
En este contexto, Lucina Jiménez, planteó que fortalecer el liderazgo en los sistemas educativos resulta indispensable con el claro objetivo de apuntalar la calidad educativa, ello acompañado de poner a debate el impacto de la gestión escolar.
Por su parte, Schmelkes cuestionó ¿para qué sirve la participación social en las escuelas, si estas no tienen capacidad de decisión?
Aunado a ello, destacó que el valor de las buenas prácticas presentadas en Clase 2012, se distinguen porque los directores han sabido considerar la importancia de dominar la lengua materna con miras a mejorar el desempeño educativo de los alumnos.
En el mismo panel, la ex directora del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Margarita Zorrilla, llamó a centrarse más los procesos de aprendizajes que en los insumos del Sistema Educativo de nuestro país.
Asimismo, destacó la importancia de modificar la política educativa de tal forma que no haya modelos únicos, sino una variedad de posibilidades que impidan los “programas impuestos”.
Algo similar planteó la académica de la Universidad Iberoamericana (UIA), Sylvia Schmelkes, al señalar que “podemos descentralizar el sistema educativo sin el más mínimo temor de que las escuelas no van a saber que hacer”, pues la comunidad escolar es quien mejor conoce sus necesidades.
Schmelkes también mencionó que no puede darse continuidad a un modelo que actualmente contempla sólo al 30 por ciento de las escuelas inscritas en el Programa de Escuelas de Calidad (PEC), “lo que se necesita es creer en la escuela y en su propia planeación”.
Finalmente, Lucina Jiménez resaltó la importancia de que los maestros y directores enfrenten distintos retos a partir del entusiasmo, pues el que trabajen “contentos” es fundamental para que las cosas cambien y re-significar el acto de educar.


* Derechos Reservados. Originalmente publicado en Educación a Debate.
Sylvia Schmelkes del Valle es Socióloga y Maestra en Investigación Educativa (Universidad Iberoamericana - Ciudad de México) Actualmente es Directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la UIA.

24 de octubre de 2012

Alertan especialistas sobre los resultados de la Evaluación Universal

Por Héctor Rojas*

Especialistas en educación señalaron como preocupantes los resultados obtenidos por los maestros mexicanos en la Evaluación Universal, donde por lo menos el 40 por ciento de los docentes evaluados –debido a su bajo desempeño- requieren de capacitación inmediata y, el resto, a corto plazo.
Sylvia Schmelkes, directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la Universidad Iberoamericana (UIA), señaló que a pesar de que el instrumento (un examen estandarizado) podría ser mejorado, con esta prueba sí se pueden medir los conocimientos que tienen los maestros, por lo que salgan mal, es una llamada de atención para poner manos en el asunto.
Si un maestro no domina las materias de enseñanza, ni la didáctica con la cual hacerlo, parece poco probable que puedan transmitir los conocimientos a sus alumnos, aseguró Schmelkes, quien junto con el investigador Carlos Mancera, hicieron una propuesta a la Secretaria de Educación Pública (SEP) con respecto a la evaluación universal a través de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
Cabe recordar que en estas recomendaciones previstas en el marco del Acuerdo de cooperación México-OCDE para mejorar la calidad de la educación de las escuelas mexicanas, se plantea que si un docente obtiene un bajo desempeño en tres ocasiones consecutivas en esta prueba prevista para aplicarse cada tres años, se le solicitará que salga del sistema educativo.
A pesar de estas recomendaciones, la SEP ha insistido en que está evaluación más que calificar de manera punitiva a los docentes, tiene el objetivo de diagnosticarlos con la finalidad de fortalecer sus debilidades.
El ex subsecretario de Educación Básica, Lorenzo Gómez Morín, consideró que este resultado obtenido por los maestros es un reflejo del Estado fallido, pues debería aplicar mayor rigor académico desde las instituciones formadoras de maestros: las escuelas normales.
De no mejorar las normales y robustecer los procesos evaluatorios, el Sistema Educativo Nacional (SEN) continuará en una simulación, más aún si estos procesos se ven trastocados por factores de orden político entre el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la SEP, consideró Gómez Morín.
Con respecto a la alta especialización de los maestros, tanto Schmelkes como Gómez Morín, pusieron en duda que el sistema educativo mejore con el sólo hecho de hacer que los maestros antes de desempeñarse como docentes, cuenten con el grado de maestría.
Para Schmelkes, factores como la asertividad, la confianza que el maestro les brinde a sus alumnos, así como una buena planeación de su clase, forman parte de los elementos que se pueden considerarse como sustanciales en las buenas prácticas docentes.
Mientras tanto, para Gómez Morín, el que el SNTE busque impulsar el nivel de maestría a los maestros, forma parte de la misma simulación, pues lo que se advierte de fondo, en realidad, es un negocio ya que “gran parte de las maestrías profesionalizantes en educación, están en manos de ex lideres del sindicato y son de dudosísima calidad”.
La Evaluación Universal, será aplicada el 2013 a los maestros de secundaria y en 2014 a los maestros de educación inicial, preescolar y educación especial, según ha informado la SEP.
Finalmente tanto Schmelkes como Gómez Morín coincidieron en que el VI Congreso Nacional Extraordinario del SNTE, arrojó “cambios para que todo siga siendo lo mismo”.


* Derechos Reservados. Originalmente publicado en Educación a Debate.
Sylvia Schmelkes del Valle es Socióloga y Maestra en Investigación Educativa (Universidad Iberoamericana - Ciudad de México) Actualmente es Directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la UIA.

18 de octubre de 2012

¿Premiar la estética o la ética?

Por Pedro Flores Crespo*

A Indra, por su sexta vuelta alrededor del sol.

Octubre es el mes en que se anuncian los prestigiosos premios Nobel. En este proceso, hay festejos, decepciones y sorpresas. La Unión Europea (UE), por ejemplo, obtuvo este año el premio de la paz por haber contribuido, por más de seis décadas, a la reconciliación, democracia y defensa de los derechos humanos en ese continente.
Por otro lado, días antes, en México, se anunció que el Premio 2012 de Literatura en Lenguas Romances de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) sería para el escritor Alfredo Bryce Echenique. Este anuncio causó gran revuelo debido a que Bryce Echenique fue acusado en 2009 de haber plagiado 16 artículos de 15 autores y por lo cual, fue multado por el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual del Perú (www.indecopi.gob.pe). Aunado al caso de Bryce Echenique, un año atrás, otro escritor, Sealtiel Alatriste, se vio obligado a renunciar al premio Xavier Villaurrutia 2011 por haberse comprobado que utilizó como propios párrafos que no eran suyos.
¿Qué lecciones extraemos de éstos y otros casos de premiación? En primer lugar, que la relación entre ética y estética es compleja y que toma caminos variados. “¿Debe un jurado literario avalar no sólo la obra de un escritor, sino su conducta ética?”, pregunta José Antonio Aguilar (Reforma, 14/10/12). La tensión entre la ética y la estética ha estado presente de manera constante en el caso de los premios Nobel. En el campo de la literatura, recordemos que muchos nos hemos preguntado por qué James Joyce, Carlos Fuentes o Jorge Luis Borges no se hicieron acreedores al Nobel si su obra reveló originalidad y una calidad excepcional. En el caso de Borges, dicen, lo perjudicaron sus inclinaciones político-ideológicas y que nunca se manifestó en contra de los gobiernos militares de su país. Si esto fuese verdad, ¿qué realmente se premia con un Nobel? ¿Calidad literaria o posiciones políticamente correctas para el jurado de ese momento?
Una segunda lección es la importancia que tiene la transparencia en los procesos de premiación. Si bien la tensión entre ser un escritor prominente y una persona ética no es un asunto fácil de resolver, los calificadores de premios y reconocimientos harían mucho bien si explicaran y defendieran públicamente su decisión, tal como lo hizo el escritor mexicano Jorge Volpi. Volpi fue parte del jurado que le otorgó el Premio de la FIL a Bryce Echenique. En un blog, el autor de En Busca de Klingsor (Premio Biblioteca Breve) sostuvo que la elección de la obra de Bryce Echenique se “apegó rigurosamente” a las bases de la convocatoria. Es decir, el jurado no inventó criterios sobre la marcha para beneficiar o perjudicar a los candidatos. Las razones de la elección, sostiene Volpi, “fueron expresadas con absoluta transparencia”. Quizás la transparencia no resuelve las tensiones entre ética y estética, pero al menos sirve para sostener una discusión razonada sobre las distintas causas de la polémica y esto, en un país que desea ser moderno como México, no es poca cosa.
Una tercera lección a considerar, con base en los casos de los escritores arriba mencionados, es si en verdad existe una tensión entre la estética y la ética o si es un continuo. Me explico. ¿La falta de imaginación, creatividad y genio del escritor pueden explicar sus vacíos morales y éticos? Sobre este punto fue revelador que al comentar un poema de Jorge Luis Borges en honor a los defensores de El Álamo, Octavio Paz haya observado que tal poema era “bastante malo, de modo que al deshonor político corresponde, como es justo, el fracaso verbal, poético”. Paz sostiene: “Si un escritor no tiene buenas relaciones con el lenguaje – si se sirve de las palabras en lugar de ser su servidor – tampoco tendrá buenas relaciones con la historia y será el servidor de los poderes de este mundo”.
Cuarta y última lección. Un argumento sugestivo en contra del premio otorgado a Bryce Echenique es el del ensayista José Antonio Aguilar Ramírez. Aguilar, junto con otros académicos de instituciones universitarias, tomó una clara posición al publicar una carta en donde manifestaba su desacuerdo con la decisión del jurado de la FIL. Aguilar Ramírez sostiene que los “aspectos extraliterarios nunca pueden abstraerse del todo de otras consideraciones”, pues un premio representa un “hecho simbólico”, es una “distinción, un mensaje de que la sociedad valora y honra a una persona por sus logros” y esta persona es una “unidad moral” que no puede ser segmentada.
Coincido con el hecho de ver a la persona como una unidad moral indivisible, pero en el argumento de Aguilar Ramírez también observo una sobre estimación de hacerse acreedor a un reconocimiento. ¿Es que acaso un premio hace a la persona? A mi juicio, más valdría no creerse tanto estos “hechos simbólicos” o mensajes de que la sociedad tiene prohombres por cada premio que cosechan. En las razones de la premiación puede haber de todo y por ello, no creo que sea razonable exagerar el significado de los premios y de los reconocimientos.


* Doctor en Política por la Universidad de York, es investigador y académico del  Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (UIA): pedro.flores@uia.mx. Síguelo en Twitter: @flores_crespo. Originalmente publicado en Campus Milenio.

17 de octubre de 2012

Urgen vincular políticas de equidad y calidad educativa

Para que la puerta abierta a la educación "no resulte una puerta giratoria" es necesario vincular las políticas de equidad y calidad educativa, pues los esfuerzos gubernamentales sólo se han centrado en asegurar, lograr y ampliar el acceso de los jóvenes a la educación formal.
Marisol Silva Laya, investigadora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la Universidad Iberoamericana, sostuvo en un comunicado que crear instituciones educativas o ampliar el número de lugares no es suficiente.
En el décimo aniversario del Inide presentó los avances del instituto en materia de investigación sobre calidad y equidad en la educación superior, la cual, dijo, se encuentra gravemente afectada por problemas de exclusión.
Según datos del INIDE, 47 por ciento de los jóvenes (con edad para estudiar) pertenecientes al décimo decil de ingresos económicos, asiste a ese nivel de enseñanza, mientras que en el decil de la población más pobre sólo asiste siete por ciento, lo que indica una brecha de desigualdad social y educativa, abundó la experta.
Además, dijo, se registran arreglos institucionales y asignación presupuestal de forma contraria al criterio de justicia, lo que en "términos claros" se puede explicar señalando que "se da menos a quien más necesita".
Subrayó que las universidades creadas para atender a la población tradicionalmente excluida no cuentan con los mismos niveles de calidad y de recursos para compensar las desventajas que enfrentan los jóvenes de situación económica baja.
Esto se encuentra reiteradamente, a pesar de esfuerzos institucionales, en universidades tecnológicas e interculturales, así como en Edusat (Sistema de Educación Media Superior a Distancia) e incluso en algunas universidades particulares.
A su vez, las universidades "patito" son las que atienden a la población que no ha logrado entrar a universidades públicas. A pesar de formar parte del sector de universidades particulares, estas nuevas instituciones repiten los esquemas de desigualdad en detrimento de los sectores que más lo necesitan, agregó.

*Derechos Reservados. Originalmente publicado en Yahoo Noticias (16/Octubre/2012). Fuente: Notimex
Marisol Silva Laya es doctora en Educación por la Universidad Iberoamericana (Ciudad de México), académica e investigadora titular del INIDE. E-mail: marisol.silva@uia.mx.

16 de octubre de 2012

Aumenta repudio contra Gordillo

“Es tiempo de terminar con el imperio de Elba Esther Gordillo y poner fin a su impunidad y cacicazgo en el SNTE”, apuntó Artemio Ortiz Hurtado, del Comité Ejecutivo Nacional Democrático.
Ha ido en aumento el repudio contra la presidenta vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, por lo que ayer una corriente disidente de ese gremio arrancó una caravana nacional con el objetivo de rescatar dicha organización magisterial y la escuela pública. 
Encabezada por Artemio Ortiz Hurtado, del Comité Ejecutivo Nacional Democrático, la caravana partió del Zócalo capitalino con destino a Puerto Nuevo, Rosarito, Baja California, a donde planean arribar el 16 de octubre para intentar romper el Sexto Congreso Nacional del SNTE, que se realizará del 18 al 21 del mismo mes. 
El Zócalo capitalino, los participantes, entre ellos del movimiento # YoSoy132, Alianza de Tranviarios, Unión de Juristas, Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Nuclear, Instituto Nacional de Bellas Artes, Colegio de México, académicos de la Universidad Autónoma Chapingo, también se pronunciaron en contra de la Reforma Laboral, la privatización del petróleo y la imposición del IVA en alimentos y medicamentos. 
“Es tiempo de terminar con el imperio de Elba Esther Gordillo y poner fin a su impunidad y cacicazgo en el SNTE”, apuntó Ortiz Hurtado, durante el arranque de la movilización. 
Asimismo, destacó que dicho sindicato debe recuperarse como organización que luche por los derechos de los trabajadores, el pueblo y la nación. 
La caravana, que recorrerá 3 mil kilómetros y cruzará varios estados, se integrarán maestros de Michoacán, Jalisco, Sonora y Baja California, detalló Ortiz Hurtado. 
El diario Reforma destaca que este reclamo se suma a las voces de organizaciones civiles y empresariales, especialistas y maestros disidentes que demandan al Presidente electo, Enrique Peña Nieto, no pactar con el SNTE la política educativa y transformar a fondo el sistema de la educación en México. 
"No funcionó el pacto entre la SEP y el SNTE, y la crítica es porque, objetivamente, no funcionó la Alianza por la Calidad de la Educación, pero al SNTE sí le permitió ganar recursos. 
"Los estímulos para los maestros fue lo primero que se puso en marcha (...) pero con eso no se elevó la calidad (educativa)", dijo Pedro Flores, investigador del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la Universidad Iberoamericana.


*Derechos Reservados. Originalmente publicado en SDP Noticias y Reforma (15 de Octubre de 2012).
Pedro Flores Crespo es doctor en Política por la Universidad de York, investigador y académico del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (UIA). E-mail: pedro.flores@uia.mx. Síguelo en Twitter: @flores_crespo

15 de octubre de 2012

Educación Inicial, vacuna contra el fracaso: Sylvia Schmelkes

Por Héctor Rojas*

Ampliar la cobertura en educación inicial (hoy menor al 10 por ciento a nivel nacional) y empezar por los sectores más desprotegidos de la sociedad, constituye una vacuna contra el fracaso académico, social y profesional, enfatizó la especialista en educación Sylvia Schmelkes.
A pesar de que la Ley General de Educación, en su artículo noveno, especifica que el Estado “promoverá y atenderá” todas las modalidades educativas “incluida la educación inicial”, hasta 2008 la Secretaría de Educación Pública (SEP) reconocía que la cobertura en esta modalidad de 0 a 3 años, era menor al 10 por ciento.
Actualmente, se calcula que en México existe una población de 10 millones de habitantes entre 0 y 3 años de edad, rango de edad que es contemplada por la educación inicial de la que habla Schmelkes.
“Ésta es la edad más importante para educar, la primera infancia, porque de la educación de esta fase, del desarrollo, depende gran parte de lo que ocurre después con el ser humano, incluyendo lo que aprende y cómo le va en el sistema educativo”, reconoció Schmelkes, durante la presentación del estudio Ahora es cuando. Metas 2012-2024.
En este estudio elaborado por la Organización de la Sociedad Civil Mexicanos Primero, se señala como parte de las “transformaciones necesarias” del Sistema Educativo Nacional (SEN), el articular para el 2019 la Educación Inicial con el sistema de educación obligatoria.
No obstante, para la académica del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la Universidad Iberoamericana (UIA), Sylvia Schmelkes, este trabajo podría empezarse “desde ya”, por lo que resulta urgente empezar a debatir el tema y proponerse metas desde ahora; utilizando la desentralización educativa.
De este modo, la cobertura de Educación Inicial, puede ser financiada por el Estado y ser responsabilidad de las entidades federativas, quienes podrán identificar a las comunidades más marginadas, y brindar este servicio.
De acuerdo con Scmelkes, la estimulación temprana ayuda a que las personas a lo largo de su desarrollo obtengan una mayor “integridad psicológica”, lo cual los aleja de actividades delictivas y les facilita habilidades de socialización.
Por tal motivo, el esfuerzo que el Estado pueda hacer para aumentar la cobertura en Educación Inicial, puede contrarrestar de forma sistemática las brechas de desigualdad social, así como la llamada predisposición genética, “es una vacuna contra el fracaso”, reconoció Schmelkes.


* Derechos Reservados. Originalmente publicado en Educación a Debate.
Sylvia Schmelkes del Valle es Socióloga y Maestra en Investigación Educativa (Universidad Iberoamericana - Ciudad de México) Actualmente es Directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la UIA.

11 de octubre de 2012

La educación superior tecnológica en América Latina

Por Pedro Flores Crespo*
El Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación (IIPE) de la UNESCO organizó el pasado 3 y 4 de octubre un seminario regional para discutir las tendencias sobre la educación superior tecnológica (EST) y proponer alternativas de acción. El elemento “disparador” del encuentro fue el conjunto de resultados de tres investigaciones auspiciadas por el IIPE sobre la forma en cómo se organiza y ofrece la EST en México, Colombia y Brasil . Asimismo, se puso énfasis en dos elementos más de análisis: La equidad y la inserción al mercado laboral de los egresados universitarios. Dada la interesante discusión ahí registrada, pongo a consideración de los lectores de Campus los siguientes tres puntos.
Por qué estudiar la educación tecnológica
El tema de la EST en México es central por dos razones primordiales. Primero, desde la década de los noventa, la expansión de la cobertura ha tratado de ampliarse por medio de la educación de tipo tecnológico. El número de universidades tecnológicas (UT), así como el de institutos tecnológicos (IT) y el de las universidades politécnicas (UP) han crecido exponencialmente. Mientras en 2001 sólo había una UP, ahora se reportan 51 de estas instituciones (Sexto Informe de Gobierno). Las UT también se han expandido notablemente a lo largo y ancho del país. Mientras en 1991 había sólo tres UT, para el ciclo escolar 2010-2011, ya se contabilizaban 104. Entonces, desde la década de los noventa, la apuesta ha sido ampliar la cobertura por medio de la creación de opciones de educación de corte tecnológico. ¿Seguirá el nuevo gobierno (2013-2018) optando por esta vía de expansión o imaginará un camino distinto? ¿Qué evidencia sustentará su política de cobertura con calidad en la educación superior? Habrá que tomar en cuenta que aun cuando la matrícula en las universidades tecnológicas ha crecido positivamente, el nivel de Técnico Superior Universitario (TSU) representa sólo tres por ciento de la matrícula total de educación superior y lo más interesante es que tal porcentaje no ha variado significativamente a través del tiempo.
En segundo lugar, la EST debería ser un tema de constante debate público debido a la forma en cómo los modelos pedagógicos y curriculares de este tipo de educación están formando a los jóvenes de México. Aunque no existen datos confiables y generales sobre la calidad de la educación superior tecnológica, los resultados de logro académico de los niveles previos generan señales de alarma. En junio de esta año escribía que de acuerdo con datos del Informe 2010-2011 del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), “el bachillerato tecnológico y el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) registran las proporciones de jóvenes más bajas en el nivel de desempeño máximo en las áreas de lectura, matemáticas, ciencias y formación ciudadana en comparación con el bachillerato general y el promedio nacional”.
“Lo más interesante de estos resultados es que el INEE asegura que aunque existen algunas diferencias contextuales entre los estudiantes de los diferentes modelos de bachillerato, éstas no son tan pronunciadas como para dar ventaja o desventaja a los estudiantes de un modelo en particular. En otras palabras, el contexto social en el bachillerato no pesa tanto como el modelo educativo para explicar las diferencias en términos de logro escolar” (Campus 467). Entonces, parece que formar bajo un modelo técnico o tecnológico en el bachillerato puede ser una fórmula limitada para cultivar competencias básicas tales como la formación de ciudadanía, comprensión lectora, ciencias o matemáticas. ¿Qué cambios a nivel curricular y de práctica docente requieren introducirse en los bachilleratos tecnológicos de México? ¿Ha pensado en ello el equipo de transición del nuevo gobierno?
Cuatro lecciones internacionales
Cualquier juicio sobre el funcionamiento (y efectividad) de la educación es limitado si no se tiene un referente comparativo. Por ello, el seminario del IIPE resultó de gran interés no sólo para los países que participaron en el estudio (México, Colombia y Brasil), sino para aquellos países que discuten y promueven este tipo de educación como Argentina, Perú y Chile. A continuación, se describen cuatro observaciones derivadas del seminario, el cual fue realizado en la multicultural ciudad de Buenos Aires, Argentina.
Primero. Uno de los puntos que más llamó la atención en esta reunión fue la denominación crecientemente elusiva y vaga de lo “tecnológico”, que en algunas ocasiones se equipara con “técnico, vocacional, no universitario o profesional”. Aunque no se entró a fondo en el debate conceptual, sí se puede decir que el punto de identidad de la EST demanda una mayor clarificación tanto por los gobiernos nacionales como por las agencias educativas de cooperación internacional. ¿De qué hablamos cuando promovemos la educación tecnológica? ¿De cursos enfocados a la práctica más que a la teoría? Si en verdad existiese esta división, ¿sería éste el mejor enfoque para formar integralmente a los jóvenes del siglo veintiuno?
El segundo punto es la creciente demanda por la educación universitaria y en esto, algo tiene que ver el movimiento estudiantil de Chile, así como el movimiento de jóvenes mexicanos que recientemente protestaron por no tener la oportunidad de entrar a las universidades públicas más reconocidas de la capital como la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México). La agitación política es entonces una fuerza creciente detrás de la demanda por mayor educación superior y aquí vamos a ver cómo los gobiernos nacionales responden a las expectativas de la sociedad. ¿Es la educación superior tecnológica la mejor salida a esta razonada demanda? ¿Bajo qué supuestos? ¿Es la racionalidad del gobierno compatible con la de los jóvenes y sus familias que aspiran a tener mayores oportunidades de estudio y realización personal?
La tercera lección derivada del seminario fue que el desarrollo de la educación superior tecnológica (sea en el nivel de licenciatura, ingeniería o en el de TSU) responde a historias particulares de cada país. Mientras que en México el boom de este tipo de educación se origina bajo la creencia de escolarizar la “mano de obra” para modernizar económicamente al país; en Brasil y en Colombia el desarrollo de la EST puede verse como un largo proceso histórico que deriva en un “corrimiento hacia lo académico” de cursos de capacitación e instrucción práctica. Es en este punto en donde, a mi juicio, se puede formular una buena pregunta para discutir el futuro de la EST en México. ¿Debemos escolarizar cualquier forma de aprendizaje o podemos acercar el conocimiento al joven de manera más flexible y pertinente? Uno de los hallazgos más importantes del caso de México (que incluyó cinco instituciones de educación superior tecnológica) fue la acentuada escolarización de los procesos de aprendizaje. El estudio en esas IES fue extremadamente intensivo y la pregunta aquí es, ¿con un tiempo de estudio tan amplio la/el joven de los estratos más desfavorecidos logra adquirir las habilidades y conocimientos para poder desempeñarse libre y responsablemente en las sociedades actuales? ¿Seguirá el nuevo gobierno promoviendo modelos curriculares que hacen gala del “culto a la escolaridad” o sabrá cómo, desde la pedagogía moderna, crear opciones de estudio que sirvan para combinar el pensamiento, inteligencia y sensibilidad de los jóvenes con las destrezas requeridas en el mercado laboral? El reto educativo no es menor.
Cuarta y última lección. El seminario también hizo énfasis en la necesidad de contar con información confiable sobre el desempeño de las opciones de EST. Chile, por ejemplo, mostró datos relevantes sobre la rentabilidad de las opciones tecnológicas en comparación con las modalidades “universitarias”. Hasta donde se sabe, en México, este tipo de información no es común, aunque debemos reconocer que en el caso de las UT se ha tratado de construir sistemas de información que pueden dar cuenta del desempeño de esos dos subsistemas de educación superior. La construcción de información es uno de los resultados más sobresalientes del proyecto del IIPE, ya que se pudieron hacer unas primeras comparaciones entre opciones educativas y derivar hipótesis para análisis futuros. En este sentido, se detectó que en México los TSU presentan mayor movilidad laboral que los ingenieros o licenciados.
Futuros
La discusión sobre el futuro de la EST rebasa lo que ocurre dentro de los subsistemas ya conocidos (UT, UP y IT). Me parece que para poder apuntalar los que hacen esas instituciones tendríamos que “subir” la discusión a dos planos. El primero es cómo acercar el conocimiento de manera más flexible y pertinente a los jóvenes que enfrentan mayores desventajas sociales y económicas. La opción escolarizada no parece ser la única fórmula o lo más efectiva. Ya Brasil puso el ejemplo de ofrecer cursos no formales que pueden operar dentro del sistema de educación superior tecnológica y que se organizaron de acuerdo con la demanda real de las personas. El segundo plano sería examinar qué campos del conocimiento y qué ocupaciones demandan un ambiente escolarizado y cuáles están cambiando al grado de no requerir instrucción formal. ¿Se podría formar un profesional en turismo ecológico, por ejemplo, fuera de la universidad? En este proceso de conversión del conocimiento y de la escolarización, las discusiones sobre certificación, otorgamiento de grados, estatus, elección escolar y recompensa laboral no deben abandonarse o menospreciarse. Esperemos que la Secretaría de Educación Pública impulse este tipo de debates, pues no olvidemos que tiene el reto actual de convertirse en el ministerio del pensamiento y de la eficiencia gubernamental.

*Doctor en Política por la Universidad de York, es investigador y académico del  Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (UIA). E-mail: pedro.flores@uia.mx. Síguelo en Twitter: @flores_crespo
Originalmente publicado en Campus Milenio.

10 de octubre de 2012

El primer año universitario entre jóvenes provenientes de sectores de pobreza: un asunto de equidad



El Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la UIA invitan a la presentación del libro "El primer año universitario entre jóvenes provenientes de sectores de pobreza: un asunto de equidad", de Marisol Silva Laya y Adriana Rodríguez, editado por ANUIES.

Comentan:
Dr. Miguel Ángel Casillas
Universidad Veracruzana

Dr. Mindahi Crescencio Bastida
UAM – Lerma

Mtra. Sylvia Schmelkes
INIDE/UIA

La cita es el Jueves 25 de Octubre, a las 18:00 hrs., en el auditorio Xavier Scheifler de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México (Prolongación Paseo de la Reforma 880, Lomas de Santa Fe).

Para mayor información: marisol.silva@ibero.mx, angeles.nunez@ibero.mx

5 de octubre de 2012

Mexicanos Primero propone las metas para el avance del Sistema Educativo a través del estudio Ahora es cuando

Ahora es cuando propone metas específicas para logar trayectorias completas y exitosas. Se exponen cuatro caminos para lograr la transformación educativa.
El pasado 3 de octubre, Mexicanos Primero presentó el estudio: Ahora es cuando. Metas 2012-2024, el cual plantea los caminos que deben emprender el sistema educativo nacional para transformar radicalmente el futuro de nuestros niños, niñas y jóvenes.
Este estudio propone  dos  metas concretas: lograr trayectorias completas y trayectorias  exitosas para  que  todos  nuestros estudiantes puedan desarrollar a plenitud su talento como ciudadanos globales para el año 2024. Con estas metas se pretende transformar la educación  para alcanzar al mundo en cantidad  y calidad educativa.
Los cuatro caminos  propuestos  para lograr la transformación educativa son: Recuperar la rectoría del Estado Mexicano en educación, Profesionalización docente,  Gasto transparente y eficiente, y Autonomía y participación de las escuelas.
David Calderón, director general de Mexicanos Primero, afirmó que todos somos responsables de la situación de la educación básica y todos somos responsables de contribuir a su mejora, por lo que si no variamos sustancialmente la tendencia educativa actual, las grandes mayorías del país seguirán sentenciadas a permanecer pocos años en la escuela con bajo logro de aprendizaje, sin llegar a desencadenar su potencial pleno. Por estas razones,  se  proponen metas específicas para variar significativamente las trayectorias de los alumnos que se incorporan al sistema escolar. Informó también que el estudio establece un calendario de reformas estratégicas para los próximos doce años; las metas están diseñadas de forma diferenciada por estado, para favorecer la rendición de cuentas de los gobiernos estatales hacia la ciudadanía.
Por su parte,  Claudio X. González Guajardo, presidente de Mexicanos Primero, señaló que el tema de educación requiere de transformaciones de fondo y no de administraciones educativas, si queremos alcanzar al mundo en cantidad y calidad educativa. Por lo anterior, planteó “el logro de 12 años de escolaridad promedio por mexicano, después de cursar ciclos escolares de 200 días, de por lo menos 6.5 horas cada día; y, alcanzar al mundo en calidad educativa, obteniendo resultados en PISA equivalentes a los de los países de la OECD en comprensión lectora, matemáticas y ciencias”, dijo.
Durante la presentación, se contó con  los comentarios de Sylvia Schmelkes, directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE), quien destacó como positivo el esfuerzo que se hace desde la ciudadanía para profundizar en una propuesta de transformación de la educación en México e invitó al diálogo necesario entre todos los interesados para el aterrizaje de estos cambios.



* Derechos reservados. Comunicado de prensa cortesía de Mexicanos Primero. Síguelos en: http://www.mexicanosprimero.org
Sylvia Schmelkes del Valle es Socióloga y Maestra en Investigación Educativa (Universidad Iberoamericana - Ciudad de México). Actualmente es Directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la UIA.

Ahora es cuando: Metas 2012-2024 de Mexicanos Primero

- La organización Mexicanos Primero piden que en la SEP se acaben las cuotas de poder y se pondere la calidad educativa.

- Exhortó a la próxima administración a emprender cuatro acciones en cuatro caminos para lograr la reforma educativa para abatir la deserción escolar.

El sistema educativo nacional se caracteriza por su "ineficiencia, despilfarro y corrupción", por lo que la organización Mexicanos Primero demandó al próximo gobierno del presidente electo, Enrique Peña Nieto, transformar la Auditoria Superior de la Federación en un Tribunal Federal de Cuentas; que el nombramiento del titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) se haga "sin ataduras al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación" e impulsar la libertad de filiación, la no retención automática de las cuotas sindicales y la transparencia de las organizaciones magisteriales.
Dentro de las 66 "transformaciones necesarias" que entregó al equipo de transición, esa organización pidió un "nuevo arreglo" del sistema que permita al Estado recuperar la rectoría de gestión del sistema educativo.
También planteó contar con una defensoría autónoma o un programa a cargo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para establecer un mecanismo de defensa del derecho a una educación de calidad, trato justo al desempeño de los maestros y la no discriminación por origen étnico, edad o por condición de discapacidad.
Al presenta el estudio "Ahora es cuando. Metas 2012-2024", que entregó al equipo de transición del presidente electo, Enrique Peña Nieto, el presidente de Mexicanos Primero, Claudio X. González, pidió cambiar el "arreglo corporativo" que la SEP tiene con el SNTE, presidido por Elba Esther Gordillo Morales.
Demandó acotar "la actuación rapaz y de bloqueo" del SNTE y de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).
El documento de 99 cuartillas que establece metas a lograr en el año 2024 a nivel federal y por cada una de las 32 entidades federativas, advierte que la "disfunción" del sistema educativo tiene su raíz en el "predominio de la política electoral y de reparto de beneficios clientelares, por encima de una política educativa".
Antes integrantes del Consejo Coordinador Empresarial y representantes de organizaciones civiles, Claudio X. González dijo que para los próximos años se requieren "metas elevadas". Entre ellas: publicar un padrón confiable; una fórmula progresiva de gasto; y, crear esquemas gubernamentales y ciudadanos de vigilancia sobre el uso de los recursos.
Exhortó a la próxima administración a emprender cuatro acciones en cuatro caminos para lograr la reforma educativa para abatir la deserción escolar, hacer eficiente el gasto y acabar con "la corrupción".
La organización que se ha confrontado con la dirigencia del SNTE desde su nacimiento -2005- y que financió el documental De Panzazo, estima que México tardaría 50 años en alcanzar al promedio de. las naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), si se compara el desempeño de los estudiantes de 15 años en pruebas de matemáticas; y, más de 150 años en alcanzar la calidad en comprensión lectora.
Esta vez, insistió en desaparecer las 160 mil comisiones sindicales del SNTE. "Hablan del desorden, el desvío y la simulación rampantes en nuestro sistema", dijo González Guajardo.
Al plantear en su propuesta los "cuatro caminos de la transformación educativa", estableció como punto de arranque la recuperación de la rectoría del Estado mexicano en la educación para exigir que a partir de diciembre de 2012 "el equipo responsable del diseño y la ejecución de la política educativa nacional sea elegido e instruido para dialogar, pero nunca transigir, con la estructura sindical".
El documento señala que "es inadmisible seguir manteniendo el engaño de que pactar con el SNTE es relacionarse con los maestros".
Describe que el sindicato capturó las subsecretarías, direcciones generales de la SEP o de las secretarías de educación en los estados, creando una "mesoestructura", una colonización del sistema, que se traducen en "encargados de promover mejores condiciones de trabajo, que adelantan demandas sobre sueldos, seguridad y prestaciones", que requieren un nuevo decreto que defina a empleados de confianza y autoridades intermedias.
Claudio X. González dijo a EL UNIVERSAL que en la asignación del secretario y de los funcionarios en la educación "no debe haber pago de cuotas políticas".
La educación ni ningún otro sector de la administración pública debe ser espacio para el pago de cuotas políticas, por lo que el próximo secretario de Educación Pública no debe ser sólo un administrador sino un reformista del sector que permita que el Estado recuperar la rectoría de su gestión.
Señaló que sólo dos de cada diez terminan el ciclo de educación básica y sólo uno de ellos logra aprendizajes previstos.
"Es imperativo que se eliminen las prácticas de despilfarro e ineficacia. No son eventuales y marginales, responden a condiciones estructurales".
Demandó que haya orden y cambio al sistema educativo: "¡No al ausentismo! ¡No a los paros! ¡No a los aviadores! ¡No a la mediocridad! A tener valor para enfrentar a los intereses creados; a los complacientes; a los derrotistas; a los corruptores; a quienes maltratan y humillan a los maestros y luego dicen ser sus protectores".
La investigadora de la Universidad Iberoamericana, Sylvia Schmelkes, planteó que antes de empeñarse en elevar el promedio de desempeño de los niños y jóvenes, cuando se mide la calidad, es importante reducir la desigualdad que persiste.
También pidió replantear la evaluación en su uso para acabar con las repercusiones hacia los individuos y las escuelas, dado que la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE) sólo se ha "pervertido". 


Piden que el titular de la SEP sea un reformista, no un administrador. 
El próximo Secretario de Educación Pública no debe ser un administrador del sector sino un reformista que permita que el Estado recupere la rectoría de su gestión, propuso la organización Mexicanos Primero al Gobierno del Presidente electo, Enrique Peña Nieto. 
Exigió también a "los políticos que dejen de usar a la educación como moneda de cambio. No les podemos pedir lo imposible, pero sí exigirles lo que con valor y entrega sea realizable para mejorar la calidad educativas", dijo el presidente de ese organismo Claudio X. González. 
Al presenta el estudio "Ahora es cuando. Metas 2012-2024", que entregó hace unos días al equipo de transición del Presidente electo, Enrique Peña Nieto, el presidente de esa organización, González Guajardo, pidió al próximo Gobierno cambiar el "arreglo corporativo" que tiene la Secretaría de Educación Pública con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, además de emprender cuatro acciones de reforma para abatir la deserción escolar, hacer eficiente y transparente el gasto, mejorar la calidad del sistema, profesionalizar a los docentes y acabar con "la corrupción enquistada en la educación". 
Señaló que sólo dos de cada 10 terminan el ciclo de educación básica y sólo uno de ellos logra aprendizajes previstos. 
"Es imperativo que se eliminen las prácticas de despilfarro e ineficacia. No son eventuales y marginales, responden a condiciones estructurales". 
Demandó que haya orden y cambio al sistema educativo: "!No al ausentismo! !No a los paros! ! No a los aviadores! !No a la mediocridad! A tener valor para enfrentar a los intereses creados; a los complacientes; a los derrotistas; a los corruptores; a quienes maltratan y humillan a los maestros y luego dicen ser sus protectores". 
En el documento que presentó antes integrantes del Consejo Coordinador Empresarial y representantes de organizaciones civiles, dijo que para los próximos años se requieren "metas elevadas". Entre ellas: publicar un padrón confiable; una fórmula progresiva de gasto; y, crear esquemas gubernamentales y ciudadanos de vigilancia sobre el uso de los recursos.
Insistió en desaparecer las 160 mil comisiones sindicales. "Hablan del desorden, el desvío y la simulación rampantes en nuestro sistema". 
La directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la Universidad Iberoamericana, Sylvia Schmelkes, planteó que antes de empeñarse en elevar el promedio de desempeño de los niños y jóvenes, cuando se mide la calidad, es importante reducir la desigualdad que persiste. 
También pidió replantear la evaluación en su uso para acabar con las repercusiones hacia los individuos y las escuelas, dado que la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE) sólo se ha "pervertido". 
David Calderón, director general de Mexicanos Primero señaló que no se puede permitir que la nueva administración federal "nos ponga más de lo mismo: más becas, más computadoras, más infraestructura, pero dejando intactos los factores de peso que distorsionan el esfuerzo educativo del País".


*Derechos reservados. Notas originalmente publicadas en El Universal (04/10/2012). Fotografías: Milenio y Mexicanos Primero.

1 de octubre de 2012

La Oficina de la UNESCO en México inaugura el Diplomado de Cultura de Paz e Interculturalidad en Chiapas

- El programa académico, dirigido a la comunidad educativa de la zona ch’ol y tseltal de Chiapas, forma parte del Programa Conjunto de las Naciones Unidas por una Cultura de Paz. 
- Busca fortalecer capacidades de los docentes para promover procesos de recomposición y cohesión social en el seno de sus comunidades.
- Será impartido por la Universidad Iberoamericana, bajo la coordinación de la Dra. Sylvia Schmelkes*

Ocosingo, Chiapas.- Fue inaugurado en esta ciudad el Diplomado en Cultura de Paz e Interculturalidad, impartido por la Oficina de la UNESCO en México con la colaboración de la Universidad Iberoamericana y respaldado por las Secretarías de Educación Pública federal y del Estado de Chiapas, en el marco del Programa Conjunto por una Cultura de Paz que implementan cuatro agencias de las Naciones Unidas en Chiapas.
El acto inaugural fue presidido por Óscar Torrens, Coordinador del Programa Conjunto por una Cultura de Paz, en representación de Katherine Grigsby, Directora de la Oficina de la UNESCO en México; Magda Jan, en representación de Ricardo Aguilar, Secretario de Educación de Chiapas; Domingo Rodríguez Pérez, Director de Educación Indígena de Chiapas; Octavio Albores Cruz, Presidente Municipal Electo de Ocosingo, y María de los Ángeles Alba Olvera, en representación de la Universidad Iberoamericana.
En el evento, Òscar Torrens explicó que este diplomado tiene por objetivo promover la formación, el desarrollo y el fortalecimiento de las competencias en materia de paz y valores para la ciudadanía, de tal manera que los docentes fomenten, dentro del espacio escolar y comunitario, ambientes de convivencia, respeto a la diversidad, al diálogo, a la equidad y a la resolución no violenta de conflictos. Recordó la función que tiene la UNESCO de consolidar la Cultura de Paz a través de la Educación y el rol de líderes de las maestras y los maestros en el fortalecimiento de dicha cultura en toda la comunidad educativa.
El Coordinador del Programa Conjunto por una Cultura de Paz señaló que este programa impulsará la construcción de una red magisterial que permitirá el diálogo profesional entre pares y el apoyo solidario con el fin de promover los procesos de recomposición y cohesión social en el seno de sus comunidades. El diplomado, dijo, fue desarrollado curricularmente y será impartido por la Universidad Iberoamericana bajo la coordinación de la Dra. Sylvia Schmelkes, quien en 2008 fue acreedora de la Medalla Comenius que otorgan conjuntamente la UNESCO y el Ministerio de Educación de la República Checa.
Por su parte, la Dra. Magda Jan, Asesora del Secretario de Educación de Chiapas, coincidió en que esta herramienta conceptual y metodológica permitirá fortalecer las capacidades de los docentes para el adecuado análisis, revisión y ejercicio de buenas prácticas en materia de cultura de paz a través de la educación intercultural y en valores, la promoción de la participación escolar y la salvaguarda de la lengua indígena.
Los participantes, asesores técnico pedagógicos, directivos y docentes de educación preescolar y primaria indígena provenientes de las regiones de Ocosingo, Tila y Salto de Agua, fueron elegidos para gozar de una beca completa de inscripción más una beca de manutención mediante un proceso selectivo. Al término del diplomado, los docentes diseñarán un proyecto educativo enfocado a fomentar valores para el adecuado ejercicio de la ciudadanía, la cohesión social, el respeto a la diversidad y el fortalecimiento de las identidades personal, grupal, lingüística, cultural y comunitaria.  


*Derechos Reservados. Originalmente publicado por el Diario Libertad en Chiapas (1/10/2012). 
Sylvia Schmelkes del Valle es Socióloga y Maestra en Investigación Educativa (Universidad Iberoamericana - Ciudad de México) Actualmente es Directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la UIA.