24 de octubre de 2012

Alertan especialistas sobre los resultados de la Evaluación Universal

Por Héctor Rojas*

Especialistas en educación señalaron como preocupantes los resultados obtenidos por los maestros mexicanos en la Evaluación Universal, donde por lo menos el 40 por ciento de los docentes evaluados –debido a su bajo desempeño- requieren de capacitación inmediata y, el resto, a corto plazo.
Sylvia Schmelkes, directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la Universidad Iberoamericana (UIA), señaló que a pesar de que el instrumento (un examen estandarizado) podría ser mejorado, con esta prueba sí se pueden medir los conocimientos que tienen los maestros, por lo que salgan mal, es una llamada de atención para poner manos en el asunto.
Si un maestro no domina las materias de enseñanza, ni la didáctica con la cual hacerlo, parece poco probable que puedan transmitir los conocimientos a sus alumnos, aseguró Schmelkes, quien junto con el investigador Carlos Mancera, hicieron una propuesta a la Secretaria de Educación Pública (SEP) con respecto a la evaluación universal a través de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
Cabe recordar que en estas recomendaciones previstas en el marco del Acuerdo de cooperación México-OCDE para mejorar la calidad de la educación de las escuelas mexicanas, se plantea que si un docente obtiene un bajo desempeño en tres ocasiones consecutivas en esta prueba prevista para aplicarse cada tres años, se le solicitará que salga del sistema educativo.
A pesar de estas recomendaciones, la SEP ha insistido en que está evaluación más que calificar de manera punitiva a los docentes, tiene el objetivo de diagnosticarlos con la finalidad de fortalecer sus debilidades.
El ex subsecretario de Educación Básica, Lorenzo Gómez Morín, consideró que este resultado obtenido por los maestros es un reflejo del Estado fallido, pues debería aplicar mayor rigor académico desde las instituciones formadoras de maestros: las escuelas normales.
De no mejorar las normales y robustecer los procesos evaluatorios, el Sistema Educativo Nacional (SEN) continuará en una simulación, más aún si estos procesos se ven trastocados por factores de orden político entre el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la SEP, consideró Gómez Morín.
Con respecto a la alta especialización de los maestros, tanto Schmelkes como Gómez Morín, pusieron en duda que el sistema educativo mejore con el sólo hecho de hacer que los maestros antes de desempeñarse como docentes, cuenten con el grado de maestría.
Para Schmelkes, factores como la asertividad, la confianza que el maestro les brinde a sus alumnos, así como una buena planeación de su clase, forman parte de los elementos que se pueden considerarse como sustanciales en las buenas prácticas docentes.
Mientras tanto, para Gómez Morín, el que el SNTE busque impulsar el nivel de maestría a los maestros, forma parte de la misma simulación, pues lo que se advierte de fondo, en realidad, es un negocio ya que “gran parte de las maestrías profesionalizantes en educación, están en manos de ex lideres del sindicato y son de dudosísima calidad”.
La Evaluación Universal, será aplicada el 2013 a los maestros de secundaria y en 2014 a los maestros de educación inicial, preescolar y educación especial, según ha informado la SEP.
Finalmente tanto Schmelkes como Gómez Morín coincidieron en que el VI Congreso Nacional Extraordinario del SNTE, arrojó “cambios para que todo siga siendo lo mismo”.


* Derechos Reservados. Originalmente publicado en Educación a Debate.
Sylvia Schmelkes del Valle es Socióloga y Maestra en Investigación Educativa (Universidad Iberoamericana - Ciudad de México) Actualmente es Directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la UIA.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario