15 de octubre de 2012

Educación Inicial, vacuna contra el fracaso: Sylvia Schmelkes

Por Héctor Rojas*

Ampliar la cobertura en educación inicial (hoy menor al 10 por ciento a nivel nacional) y empezar por los sectores más desprotegidos de la sociedad, constituye una vacuna contra el fracaso académico, social y profesional, enfatizó la especialista en educación Sylvia Schmelkes.
A pesar de que la Ley General de Educación, en su artículo noveno, especifica que el Estado “promoverá y atenderá” todas las modalidades educativas “incluida la educación inicial”, hasta 2008 la Secretaría de Educación Pública (SEP) reconocía que la cobertura en esta modalidad de 0 a 3 años, era menor al 10 por ciento.
Actualmente, se calcula que en México existe una población de 10 millones de habitantes entre 0 y 3 años de edad, rango de edad que es contemplada por la educación inicial de la que habla Schmelkes.
“Ésta es la edad más importante para educar, la primera infancia, porque de la educación de esta fase, del desarrollo, depende gran parte de lo que ocurre después con el ser humano, incluyendo lo que aprende y cómo le va en el sistema educativo”, reconoció Schmelkes, durante la presentación del estudio Ahora es cuando. Metas 2012-2024.
En este estudio elaborado por la Organización de la Sociedad Civil Mexicanos Primero, se señala como parte de las “transformaciones necesarias” del Sistema Educativo Nacional (SEN), el articular para el 2019 la Educación Inicial con el sistema de educación obligatoria.
No obstante, para la académica del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la Universidad Iberoamericana (UIA), Sylvia Schmelkes, este trabajo podría empezarse “desde ya”, por lo que resulta urgente empezar a debatir el tema y proponerse metas desde ahora; utilizando la desentralización educativa.
De este modo, la cobertura de Educación Inicial, puede ser financiada por el Estado y ser responsabilidad de las entidades federativas, quienes podrán identificar a las comunidades más marginadas, y brindar este servicio.
De acuerdo con Scmelkes, la estimulación temprana ayuda a que las personas a lo largo de su desarrollo obtengan una mayor “integridad psicológica”, lo cual los aleja de actividades delictivas y les facilita habilidades de socialización.
Por tal motivo, el esfuerzo que el Estado pueda hacer para aumentar la cobertura en Educación Inicial, puede contrarrestar de forma sistemática las brechas de desigualdad social, así como la llamada predisposición genética, “es una vacuna contra el fracaso”, reconoció Schmelkes.


* Derechos Reservados. Originalmente publicado en Educación a Debate.
Sylvia Schmelkes del Valle es Socióloga y Maestra en Investigación Educativa (Universidad Iberoamericana - Ciudad de México) Actualmente es Directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la UIA.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario