24 de enero de 2013

Analizan sexenio de Felipe Calderón expertos de la Ibero

Más de una docena de investigadores de la Universidad Iberoamericana, entre los que destacan Carlos Muñoz Izquierdo, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2012 en el campo de historia, ciencias sociales y filosofía y fundador del INIDE, hicieron un balance general de la pasada Presidencia, publicado en el documento Sexenio en perspectiva. Análisis académico del gobierno de Felipe Calderón.
El texto (disponible en este enlace) es una invitación a pensar, desde distintas dimensiones y perspectivas teóricas y éticas, sobre la compleja realidad mexicana, sus implicaciones hacia el futuro y los enormes desafíos no resueltos que tiene la nación en los ámbitos social, político, económico, educativo, migratorio, cultural y de derechos humanos, entre otros.
En la presentación de la publicación se contó con la presencia de cuatro de los 15 autores, quienes compartieron con el público asistente su visión retrospectiva del pasado gobierno federal.
El doctor Rubén Aguilar Valenzuela, académico de los departamentos de Comunicación y Ciencias Sociales y Políticas, señaló que gran parte de la calificación negativa obtenida por Felipe Calderón tuvo que ver con su mala estrategia de comunicación, siempre equivocada, y cuyo mayor error fue concentrar ésta en un solo tema, la guerra contra el narcotráfico, a través de spots y del propio discurso del entonces mandatario, quien dio una relevancia brutal a esa cuestión.
Al no ser capaz de posicionar otro tema en su agenda monotemática de violencia y narcotráfico, Calderón “construyó su propia cárcel”, dijo Aguilar.
El prologuista de la obra y académico de la Dirección de Investigación, doctor Alberto Montoya Martín del Campo, retomó el tema del narco y opinó que aceptar presiones externas para que el Ejército Mexicano ayudara a disminuir el consumo de estupefacientes fue una concepción errónea del fenómeno, que tuvo un costo extraordinariamente grave para México.
Sin embargo, apuntó, el sexenio de Calderón tendría que observarse desde una perspectiva más amplia, de 30 años, con una visión histórica y holística de la problemática, donde todo forma parte de una sola realidad.
Destacó que México se desindustrializó; el hecho de que seis millones de personas más entraron a la pobreza extrema; la expulsión de más de tres millones de campesinos; la falta de cultivo en ocho millones de hectáreas; el problema en la producción y abasto de energía e hidrocarburos, y la falta de crecimiento económico y un producto interno bruto per cápita estancado desde hace tres décadas, necesidades que el sistema político no fue capaz de reconocer.
En su perspectiva como profesor del Departamento de Derecho, el doctor Miguel Rábago Dorbecker abordó el tema de los derechos humanos, cuyos abusos tuvieron un incremento constante en el pasado sexenio, por parte del gobierno y actores privados, grupos paramilitares y la delincuencia organizada.
En cuestiones de género el mandato de Calderón no apuntó bien, al haber casos de discriminación laboral, acoso sexual en el trabajo, feminicidios y violencia de género, dijo.
Asimismo hubo dos reformas importantes en materia de derechos humanos, la penal y la constitucional. La primera fue "agridulce", ya que aunque está acorde con los estándares internacionales también constitucionalizó una de las figuras más violatorias, el arraigo, que afecta la posibilidad de defensa del inculpado. La segunda no puede atribuirse a la Presidencia, porque se gestó desde la sociedad civil; empero, se vio un incremento de torturas y desapariciones forzadas.
Finalmente, José Antonio Cerro Castiglione, economista del Departamento de Estudios Empresariales, mencionó que se presentó un gran estancamiento en la demanda interna, relacionado con el empleo, la pobreza y la distribución de la riqueza.
El analista mencionó, desde una perspectiva a futuro, que una prioridad en el presente sexenio debería ser empezar el combate de las tres "íes": la inseguridad, la ineficiencia y la inequidad.
También debe discutirse la enorme dependencia de la economía mexicana en relación con la de Estados Unidos, ya que si bien México es ejemplo de estabilidad macroeconómica, necesaria para el desarrollo, ésta es insuficiente para el crecimiento de una nación, señaló.
De hecho la economía interna no crece lo suficiente para dar trabajo en cantidad y calidad a los mexicanos, un problema que no ha sido mayor por la existencia de dos válvulas de escape: la migración y la informalidad.
Por esas y otras razones los temas de discusión permanente deben ser cómo se aplicará la política económica y de qué manera, hablar de una nueva macroeconomía, pensar en un régimen de impuestos que incremente el ahorro, la inversión y solucione el problema de la no creación de empleo, y usar la política fiscal como política económica.
Además, discutir el tema del desarrollo del sector agrario y del fomento industrial, e implementar la protección social, en cuanto a empleo, salud y vivienda. Todos estos son planes integrales y de largo plazo, que debieran tener una amplia participación de la sociedad civil.
En la presentación de Sexenio en perspectiva. Análisis académico del gobierno de Felipe Calderón, participaron el doctor Manuel Guerrero Martínez, director del Departamento de Comunicación, así como otros autores de la publicación: Carlos Muñoz Izquierdo, Isidro Soloaga, Pablo Cotler Ávalos, Roberto Sánchez de la Vara, Enrique Gutiérrez Márquez, Juan Pablo Vázquez Gutiérrez, Pablo Reyna Esteves, Javier Urbano Reyes y José María Nava Townsend.


Fuente: Sala de Prensa/Ibero. 
Carlos Muñoz Izquierdo es Licenciado en Economía por el ITAM y doctor honoris causa por  la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México. Es investigador emérito y fundador del INIDE de la UIA.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario