28 de enero de 2013

La reforma educativa mexicana, un primer paso en la dirección correcta

Por Alberto Cabezas*

La reforma educativa aprobada en México, que supone modificar la Constitución, es un primer paso en busca de un sistema más moderno dirigido, sobre todo, a mejorar la calidad educativa, según fuentes del sector y analistas consultados por Efe.
El reto es diseñar un sistema que "permita a niños y jóvenes competir por insertarse en la economía y en el mundo", dijo el senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Mario Delgado, que recordó el gran esfuerzo que hizo México para lograr la alfabetización, porque en 1910 el 80-90 % de la población era analfabeta.
Pero la reforma, la primera de calado que emprende el presidente Enrique Peña Nieto y que conlleva cambiar los artículos tercer y 73 de la Carta Magna, nace envuelta en la polémica, ya que es rechazada por miles de maestros afiliados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).
Fuentes del sindicato, encabezado por Elba Esther Gordillo, dijeron a Efe que están de acuerdo con el sentido de la reforma e incluso con negociar las leyes secundarias que tendrán que modificarse, pero deploran "que se ponga en riesgo la estabilidad laboral" de los docentes.
La manzana de la discordia es un sistema de evaluación universal de los maestros a cargo de una instancia ahora independiente, el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), que ponderará las habilidades de los profesores y decidirá si pueden seguir en el puesto, agregaron.
"Lo que inquieta al SNTE es (...) que se ponga en riesgo la estabilidad laboral" de los maestros, afirmó una portavoz del Comité Ejecutivo Nacional del sindicato, el mayor de América Latina con 1,1 millones de afiliados.
El senador Delgado, exsecretario de Educación del Distrito Federal, lamentó tal interpretación y confió en que las diferencias se superarán.
"Parece que es una reforma para perseguir a los maestros, para sancionarlos, castigarlos, y por supuesto que no", aseveró.
A juicio del presidente de la Comisión de Educación de la Cámara alta, Juan Carlos Romero Hicks, es pretencioso llamar "reforma" a los cambios propuestos.
"Es un inicio de una serie de pasos muy importantes que pueden llegar a ser una reforma", apuntó a Efe el senador, del conservador Partido Acción Nacional (PAN).
Como aspectos positivos citó que se aborde el reto de la calidad de la docencia y el de la evaluación de los maestros, pero indicó que este último no es mérito de Peña Nieto, sino de la anterior Administración, encabezada por el presidente Felipe Calderón, del PAN.
"Aquí no hay novedades y no se ha cambiado la realidad todavía", manifestó el senador, quien no obstante admitió que se trata de "una medida muy acertada" del actual mandatario.
Para la académica de la Universidad Iberoamericana (UIA) Sylvia Schmelkes del Valle la reforma educativa, en general, es "absolutamente necesaria" porque la situación en el sector es "bastante crítica".
"Creo que nadie está satisfecho con lo que están aprendiendo nuestros alumnos" ni cómo "lo están aprendiendo", apuntó.
Lamentó por ello la oposición del SNTE, aunque consideró "incorrecto" el planteamiento de que esté en juego un puesto de trabajo por un proceso de evaluación de profesores.
La también directora del Instituto de Investigación para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la UIA señaló que fallar en ese proceso de evaluación "no debe tener consecuencias inmediatas" ni llevar a despidos.
"Formar a los docentes es una responsabilidad del Estado", afirmó la especialista, partidaria de que se cree un buen sistema de formación para los maestros y que tengan hasta tres oportunidades de conservar sus plazas en los procesos de revisión.
Con todo, para la académica el mayor problema educativo es "la falta de equidad", que comporta una desigualdad social muy grande en la calidad del aprendizaje.
Y el mayor riesgo de la reforma, que aún debe ser promulgada, es "conformarnos con ella", no ponerla en marcha con "el mismo nivel de decisión y de voluntad política" mostrado hasta ahora ni complementarla con cambios profundos en la práctica docente, aseveró.


®Derechos Reservados. Originalmente publicado en El Confidencial. Foto: CNN MéxicoSylvia Schmelkes del Valle, investigadora y académica, es actualmente directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Email: sylvia.schmelkes@uia.mx

No hay comentarios. :

Publicar un comentario