28 de febrero de 2013

Elba Esther Gordillo enfrentaba creciente repudio en el SNTE

El 15 de Octubre del 2012 un grupo disidente del SNTE marchó desde la Ciudad de México con a Rosarito, Baja California con el objetivo de rescatar el gremio magisterial y la escuela pública e "impedir que Gordillo se perpetúe en el poder", según afirma su dirigente Artemio Ortiz Hurtado.
 
Antes de su detención por la Procuraduría General de la República (PGR) por el desvío de recursos, el repudio y las quejas contra el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y su presidenta vitalicia, Elba Esther Gordillo, ya eran muy frecuentes.
En Octubre del año pasado una corriente disidente de maestros del Sindicato arrancó una caravana nacional con el objetivo de rescatar el gremio magisterial y la escuela pública. 
La movilización partió del Zócalo capitalino con destino a Rosarito, Baja California, para romper el Sexto Congreso Nacional del SNTE, que se realizó del 18 al 21 del mismo mes. 
Al frente de la caravana está el llamado Comité Ejecutivo Nacional Democrático, dirigido por Artemio Ortiz Hurtado, ex secretario general de la sección 18 del Sindicato. 
"Vamos a impedir que Gordillo se perpetúe en el poder", lanzó Ortiz Hurtado durante el arranque de la movilización. 
La caravana, recorrió 3 mil kilómetros y cruzó varios estados, integrando a maestros de Michoacán, Jalisco, Sonora y Baja California. 
A este reclamo se sumaron las voces de organizaciones civiles y empresariales, especialistas y maestros disidentes que demandaronn al Presidente electo, Enrique Peña Nieto, no pactara con el SNTE la política educativa y transformar a fondo el sistema de la educación en México. 
"No funcionó el pacto entre la SEP y el SNTE, y la crítica es porque, objetivamente, no funcionó la Alianza por la Calidad de la Educación, pero al SNTE sí le permitió ganar recursos. 
"Los estímulos para los maestros fue lo primero que se puso en marcha (...) pero con eso no se elevó la calidad (educativa)", aseguró Pedro Flores, investigador del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la Universidad Iberoamericana. 
Tras el lanzamiento del documental "De Panzazo", de Mexicanos Primero, cerca de 200 mil personas demandaron aplicar la Evaluación Universal de maestros, que el SNTE propuso y luego rechazó bajo el argumento de que no había condiciones para su realización. 
La actualización de la nómina magisterial generó que esta misma organización lanzara una campaña para recolectar firmas y demandar a los poderes Legislativo y Ejecutivo federal dejar de pagar el salario de los maestros que, pese a cobrar como docentes, realizan actividades sindicales. 
La Campaña Fin al Abuso registró sólo al inicio 106 mil firmas, tras una estrategia dirigida a todo tipo de audiencias en la radio, a través de programas de entretenimiento como el de Marta Debayle y Facundo. 
Además, durante la campaña electoral, 200 organizaciones civiles se unieron para demandar a Peña Nieto derogar el Reglamento de las Condiciones Generales de Trabajo de 1946, eliminar la retención automática de cuotas sindicales y establecer la carrera docente con parámetros académicos y no sindicales. 
Mexicanos Primero planteó una agenda de transformación del sistema con dos metas y cuatro caminos, donde el primer requisito es recuperar, pero no transigir con el gremio magisterial, la autonomía del Estado en la política educativa, bajo el argumento de que el SNTE no fue electo por la ciudadanía. 
El Consejo Coordinador Empresarial, en su Agenda Única por México, demandó también al próximo Gobierno legislar para que los Gobiernos, federales y estatales, no sean retenedores de las cuotas sindicales; un padrón único de maestros, la bancarización del 100 por ciento de los maestros para el pago de nómina, la evaluación universal, obligatoria de todos los maestros y directivos, así como la certificación de docentes. 
El Compromiso Social por la Calidad de la Educación, que preside Marinela Servitje, integrado por 40 organizaciones civiles, la SEP, el SNTE, especialistas y el sector empresarial, demandó la semana pasada cancelar la Alianza por la Calidad de la Educación que firmó el Gobierno de Felipe Calderón con el SNTE en el 2008 para establecer, entre otros, el Concurso de Plazas Docentes y la Evaluación de maestros. 
El organismo señaló que hay temas de la Alianza que nunca debieron estar en el acuerdo firmado (con el SNTE), como el de infraestructura que no se debe negociar con el Sindicato y que deben estar en el plan sectorial. 
Para Jorge Javier Romero, vocero de la Coalición Ciudadana Muévete por la Educación, es necesario que el nuevo Gobierno recupere su papel rector en el tema de la educación. 
"Si hay cada vez un movimiento más fuerte de opinión pública, conformado por especialistas, investigadores y organizaciones sociales que están exigiendo que el Estado recupere la rectoría de la educación", señaló. 
A todos lo anterior, se agrega que la disidencia al interior del magisterio ha crecido; pues Gordillo no controla las secciones sindicales de Oaxaca, Michoacán, Guerrero, la sección 9 del DF, y porciones del magisterio en Puebla, Zacatecas y Veracruz.

...Y preparan demandas 
En el sexto Congreso Nacional Extraordinario que se realizó del 18 al 20 de octubre en Rosario, Baja California, la lideresa Elba Esther Gordillo revisó las demandas económicas, laborales, prestaciones, el nuevo sistema de formación y actualización docente, las políticas de aprecio social al magisterio; así como las reformas al Reglamento de las Condiciones Generales de Trabajo. 
El tema de las demandas económicas de los trabajadores de la educación incluye analizar el salario profesional; las compensaciones, estímulos y prestaciones. 
En el pasado sexenio de Felipe Calderón, el gremio que encabezó Gordillo Morales, logró negociar incrementos salariales que suman 28.76 por ciento directo al salario y 8.6 por ciento en prestaciones. 
En este Congreso también analizaron la estrategia a seguir para la negociación salarial y lo que el SNTE llama "concurrencia estatal", equivalente a la doble negociación salarial que realizan las secciones sindicales una vez que concluye la negociación nacional con la SEP. 
El Congreso propondrá reformas al Reglamento de las Condiciones Generales de Trabajo que data de 1946. 
Todo lo relacionado con la seguridad social, la vivienda y los fondos para el retiro, así como las jubilaciones, pensiones y el ahorro solidario de los trabajadores, también será revisado. 
En materia de política sindical, el gremio magisterial revisará lo que llama "carácter estratégico" de la estructura nacional y unitaria del SNTE; su relación con el Estado; sus políticas de comunicación y la formación de cuadros sindicales. 
También está planteado revisar la propuesta educativa que presentarán al próximo Gobierno, emanada del Quinto Congreso Nacional de Educación que concluyó en abril pasado y cuyas conclusiones nunca ha dado a conocer.

® Derechos Reservados. Originalmente publicado en Terra. Foto: Reuters.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario