5 de febrero de 2013

"Transmitir conocimientos ya no tiene sentido": Especialistas

Por Hector Rojas*
En la era digital, transmitir conocimientos ya no tiene sentido, aseguró la investigadora de la Universidad Iberoamericana (UIA), Sylvia Schmelkes, de manera que la labor del maestro ahora se hace más compleja, pues su tarea tiene que ver con una selección fina de contenidos así como con entusiasmar a sus alumnos con el aprendizaje a lo largo de la vida.
El conocimiento, al estar almacenado en la Internet y tener acceso a él en cualquier parte, hace que se democratice el saber; por ello, en los docentes está la oportunidad de transformar un entorno adverso, al guiar a los alumnos como promotores del cambio, agregó Schmelkes en la mesa de análisis y cierre del Encuentro Internacional de Educación.
“El conocimiento es lo que nos permite conocer el mundo y al mismo tiempo construir nuevos saberes”, afirmó la académica de la UIA. Agregó que en esta era digital si bien el conocimiento se construye con mayor celeridad, también caduca más rápido.
Por lo anterior, constituye un reto ético el diseño de un currículo, por ejemplo, los saberes con respecto al ADN, tardaron 20 años en incluirse en la educación básica de México.
En este contexto, los valores de convivencia deben ser fundamentales para incluir la justicia y la equidad como fundamento del sistema educativo, así como la reflexión individual y colectiva entre los alumnos, compartió Schmelkes.
En su oportunidad, la investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Claudia Santizo, acotó que los maestros desempeñan tres funciones básicas en el sistema educativo:
1) Su participación en el consejo técnico, donde los educadores de nuestro país se reúnen una vez al mes para resolver problemas de la escuela.
2) Su rol de maestro frente a grupo.
3) Su colaboración con los padres de familia, el cual debe ser más activo al contemplar que la escolaridad de los padres influye en la potencialidad de aprendizaje de los alumnos.
En las escuelas particulares, por ejemplo, la escolaridad promedio de los padres de familia es de nueve años, en contraste la escolaridad de las escuelas rurales, que es de cuatro años de escolaridad, señaló Santizo.
La académica resaltó la diferencia en la inversión por alumno; en las escuelas particulares, por ejemplo se invierten 5 mil dólares por año, mientras en las escuelas públicas de México, la inversión es poco mayor a mil dólares por año, en contraste con las escuelas estadounidenses que invierten 10 mil dólares por alumno al año.
En esta mesa de análisis, el escritor Pablo Boullosa consideró que el dinero implicado en la educación, a veces constituye parte del problema, en lugar de ser parte de las soluciones a los retos educativos.
En su intervención, Boullosa, destacó tres dimensiones fundamentales del ser docente: La primera, la espiritual, por lo que comparó a los docentes con los sacerdotes, pues los procesos educativos emanan de una búsqueda de la verdad para que el hombre acceda a la eternidad.
En este sentido, a pesar de la laicidad en la educación, consideró a los maestros como “profesionales de la esperanza”, pues su trabajo se basa en la fe a que la realidad pueda mejorar.
En una segunda dimensión, el director del proyecto sigoaprendiendo.org, planteó como sustancial la dimensión “emocional”, por lo cual comparó a los maestros con artistas, en especial, con los poetas, pues es el entusiasmo de los maestros lo que puede generar los enigmas de aprendizaje, y despertar en los alumnos el hambre por el conocimiento.
Además, los maestros como los poetas se asemejan en el sentido que su trabajo “es poco reconocido y esta mal pagado”, dijo en tono irónico Boullosa.
Finalmente, el conductor del programa “La Dichosa Palabra” destacó la dimensión científica, pues los maestros deberían implicarse en los procesos científicos que le atañen a los procesos cognitivos relacionados con el aprendizaje. Estas tres dimensiones no se contraponen, más bien, se soportan unas a las otras, concluyó Boullosa.
Los tres especialistas participaron en el segundo y último día de actividades del Encuentro Internacional de Educación organizado por Fundación Telefónica, Educación a Debate, la UNAM y Alianzas Educativas.

* Derechos Reservados. Originalmente publicado en Educación a Debate.
Sylvia Schmelkes del Valle es Socióloga y Maestra en Investigación Educativa (Universidad Iberoamericana - Ciudad de México) Actualmente es Directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la UIA.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario