26 de abril de 2013

Avala el Senado a los 5 comisionados del INEE

Por Omar Brito y Angélica Mercado*
El pleno del Senado aprobó por mayoría la designación de Margarita Zorrilla, Eduardo Backoff, Teresa Bracho, Gilberto Guevara Niebla y Silvia Irene Schmelkes como comisionados del nuevo Instituto Nacional de Evaluación de la Educación.
Por mayoría calificada, dos terceras partes de los 128 senadores que integran esta cámara, los legisladores ratificaron los cinco nombramientos que envió el presidente Enrique Peña Nieto.
Por siete años ocupará su cargo Sylvia Irene Schmelkes del Valle, quien cuenta con una amplia obra sobre calidad de la educación. Tiene una licenciatura en Sociología con maestría en Investigación y Desarrollo de la Educación por la Universidad Iberoamericana y fundó la Coordinación de Educación Intercultural y Bilingüe en la SEP.
Por 94 votos, y por un periodo de cinco años estará Margarita María Zorrilla Fierro, quien tiene 50 años de edad. Fungió como presidenta del Consejo Mexicano de Investigación Educativa y fundadora del Consejo Técnico del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.
Estudió la licenciatura en Ciencias de la Educación en la Universidad de Monterrey y doctorado en Educación, con énfasis en el diagnóstico, medida y evaluación de la intervención educativa.
En ese mismo periodo también será comisionado del INEE Eduardo Backhoff Escudero, quien logró 92 votos.
Cuenta con 62 años, estudió la licenciatura en sicología por la UNAM, fue fundador y director del Instituto de Investigación y Desarrollo Educativo y director de Prueba y Medición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, maestro en Educación por la Universidad de Washington y doctor en Ciencias de la Educación por la Universidad Autónoma de Aguascalientes.
Con 87 votos, para un periodo de seis años, estará Gilberto Ramón Guevara Niebla. Es licenciado en Biología y maestro en Ciencias por la UNAM. Tiene 68 años. Fue director del Instituto Mexicano de Investigaciones Educativas y es director del Centro de Investigación Educativa y Actualización de Profesores.
Ocupó distintos cargos en la UAM Xochimilco, fue subsecretario de Educación Básica y asesor del secretario de Educación Pública durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.
También estará como comisionada durante 6 años la licenciada en Comunicación Social y doctora en ciencias Sociales por el Colegio de México, Teresa Bracho González, con 58 años de edad.
Ha sido profesora-investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas, así como del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Harvard. Ella logró 88 votos.
Fue miembro fundador y presidenta del Consejo Técnico del Instituto Nacional para la Evalución de la Educación.

® Derechos Reservados. Originalmente publicado en Milenio

Elige el Senado de la República a los integrantes de la Junta De Gobierno del INEE

El Senado de la República eligió el día de ayer a los cinco integrantes de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE): Margarita Zorrilla Fierro, Teresa Bracho González, Eduardo Backhoff Escudero, Gilberto Guevara Niebla y Sylvia Schmelkes del Valle, directora del INIDE.

Los integrantes de la Junta tomarán protesta el próximo martes 30 de abril en el Pleno del Senado de la República.

De acuerdo con el Decreto publicado el 26 de febrero pasado, los integrantes de la Junta habrán de reunirse para elegir, de entre ellos, al nuevo Presidente del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

Fuente: INEE

25 de abril de 2013

Definen a los 5 comisionados del INEE que votará el Senado

Por Omar Brito y Angélica Mercado*
Margarita Zorrilla, Eduardo Backoff, Teresa Bracho, Gilberto Guevara Niebla y Sylvia Irene Schmelkes están en el dictamen que se espera sea votado este jueves por el pleno.
La Comisión de Educación del Senado tiene listo el dictamen en el que propondrá ante el pleno a Margarita Zorrilla, Eduardo Backoff, Teresa Bracho, Gilberto Guevara Niebla y Sylvia Irene Schmelkes como comisionados del nuevo Instituto Nacional de Evaluación de la Educación.
Luego de que los 15 candidatos a la Junta de Gobierno del INEE comparecieron ante el pleno de esa cámara, la comisión en la materia entrevistó a cada uno para acreditar su idoneidad para ser parte del organismo, y determinó los cinco nombres que tendrán periodos escalonados.
Por siete años será propuesta Sylvia Irene Schmelkes del Valle, quien cuenta con una amplia obra sobre calidad de la educación.
Tiene licenciatura en Sociología con maestría en Investigación y Desarrollo de la Educación por la Universidad Iberoamericana y fundó la Coordinación de Educación Intercultural y Bilingüe en la SEP.
Para cinco años, se encuentra Margarita María Zorrilla Fierro, quien tiene 50 años de edad. Fungió como presidenta del consejo Mexicano de Investigación Educativa y fundadora del Consejo Técnico del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.
Estudió licenciatura en Ciencias de la Educación en la Universidad de Monterrey y doctorado en Educación, con énfasis en el diagnóstico, medida y evaluación de la intervención educativa.
Por ese mismo periodo también fue propuesto Eduardo Backhoff Escudero. Tiene 62 años, estudió la licenciatura en Sicología por la UNAM, fue fundador y director del Instituto de Investigación y Desarrollo Educativo y director de Prueba y Medición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, maestro en Educación por la Universidad de Washington y doctor en Ciencias de la Educación por la Universidad Autónoma de Aguascalientes.
Para integrar el INEE por seis años, aparece Gilberto Ramón Guevara Niebla. Es licenciado en Biología y maestro en Ciencias por la UNAM. Tiene 68 años, fue director del Instituto Mexicano de Investigaciones Educativas, es director del Centro de Investigación Educativa y Actualización de Profesores.
Ocupó distintos cargos en la UAM Xochimilco, fue subsecretario de Educación Básica y asesor del secretario de Educación Pública durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.
También para seis años está propuesta la licenciada en Comunicación Social y doctora en Ciencias Sociales por el Colegio de México, Teresa Bracho González, con 58 años. Ha sido profesora-investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas, así como del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Harvard.
Fue miembro fundador y presidenta del Consejo Técnico del Instituto Nacional para la Evalución de la Educación.
Se espera que este jueves sea votado por el pleno, con lo quedaría conformado el instituto que se encargará de la evaluación integral de la educación en México.


® Derechos Reservados. Originalmente publicado en Milenio

22 de abril de 2013

Promotores del analfabetismo

Por Maurilio Soto*

Sin argumentos sólidos, de fondo, los maestros de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) se oponen a la reforma educativa que ya fue promulgada por el presidente Enrique Peña Nieto. Las modificaciones a la Ley de Educación establecen evaluaciones periódicas a los profesores y el concurso de las plazas magisteriales para evitar las nefastas e ilegales prácticas de la venta de las mismas.
Bajo el argumento de que esta nueva legislación atenta contra sus derechos laborales — lo cual es falso— se han lanzado a las calles y a las carreteras del estado para protestar y apostar por la anarquía. Con sus actos “vandálicos”, pero sobre todo al dejar sin clases a miles de alumnos guerrerenses, son los propios maestros quienes incumplen la ley y afectan la educación de niños y jóvenes en la entidad. La CETEG llegó al extremo de presentar su propia iniciativa de Reforma a la Ley Estatal de Educación —en conjunto con los diputados locales del PRD— y de exigir al gobernador Ángel Aguirre Rivero apoyarla para que se aprobara en el Congreso local.
El académico del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la Universidad Iberoamericana (UIA), Pedro Flores Crespo, considera que no existe ninguna justificación para los profesores de la CETEG cuando utilizan la violencia para inconformarse. “Los métodos de protesta me parecen reprobables: El vandalismo, que dejen a los niños sin clases y que utilicen la violencia. Ahí no hay ninguna justificación a los profesores”, sostiene. Mucho menos, agrega el investigador, cuando se amenaza a los maestros que no comparten su opinión y cuando “amenazan con movilizaciones para que se haga una ley a modo o haya una evaluación a modo”, señala.
Indica que los docentes deberían ser congruentes y cumplir con su deber. “Se afecta a los niños en el momento que un profesor no cumple con su responsabilidad de estar al frente de un grupo, como él decidió estar, porque nadie lo obligó a ser maestro, a enseñar”, apunta Flores Crespo. Por ello, reitera que el no asistir a cumplir con sus clases “no es el medio” para inconformarse.

Protestar por protestar 
Protestar también conlleva ciertas responsabilidades, como lo explica el también especialista en políticas públicas en educación, en su artículo ¿Sirve la protesta al desarrollo educativo?. En su opinión, publicada en “Campus Milenio”, Flores Crespo expone que la principal de las responsabilidades es “no pisotear los derechos del otro. Lanzar piedras, destruir negocios, quemar exámenes, hacer pintas, bloquear vialidades y golpear a policías para luego amenazarlos con raparlos y desnudarlos, como lo hicieron algunos miembros de la CETEG no es protesta, sino vandalismo”.
En el mismo artículo, Pedro Flores Crespo se cuestiona qué es lo que aspiran los maestros de la CETEG. “¿En verdad pensarán los maestros disidentes que pueden lograr apoyo del ‘pueblo’ al mostrar una creciente radicalización? No parece muy convincente dejar a los niños sin clases y luego pedir apoyo popular”. 
Tras señalar que Guerrero continúa en el “piso del progreso educativo”, Pedro Flores asevera que “evadir la responsabilidad, no es algo que un buen maestro le podría enseñar a un menor”. Manifiesta que mientras un profesor se prepare para sus evaluaciones no tendría que tener problema para aprobarlas y, por ende, conservar su trabajo.
Ante el problema histórico de rezago educativo en el sur del país, incluido el estado de Guerrero, Óscar de los Reyes Heredia, profesor del Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM), refiere que la educación es “un problema nodal” en la entidad. “Es muy sensible para la comunidad, pero también la comunidad, cada vez con más fuerza, condena esta actitud por parte de los maestros opositores”, precisa. 
Los empresarios de Guerrero afectados con los bloqueos, marchas y plantones de los docentes incluso levantaron demandas penales contra la CETEG por los daños económicos causados.
Rubén Álvarez Mendiola, director de Educación a Debate, el primer portal periodístico sobre la educación en México, explica que los maestros de la CETEG no pueden confundir sus derechos alcanzados con la resistencia al cambio. “Los derechos conquistados están garantizados por el 123 constitucional. Eso es una cosa, pero de que puedan ser mejoras para el futuro de los profesores es muy distinto, ahí es donde los maestros se equivocan”, aclara. Su posición, advierte Álvarez Mendiola, “es negar la propia posibilidad del cambio o de la mejoría en la situación educativa”. Señala que incluso como sociedad nadie puede quedarse detenido y pretender que todo siga igual. 
Añade que en el país los sistemas de evaluación deben ser cada vez mejores sin distinción alguna, y que “deben condicionarse al rendimiento académico y en beneficio de los alumnos”, apunta. En cuanto a la iniciativa de ley presentada por la CETEG, el especialista se permite recordar una obviedad: “Ninguna ley estatal puede estar por encima de la Constitución”.
Pedro Flores Crespo considera toral que a los maestros se les deje claro que “este tipo de ejercicios de que las plazas se hereden, se vendan, o se tengan ‘comisionados’, dañan al país entero.
Las prácticas reprobables que existieron y que continúan presentándose en el gremio magisterial a gran escala, son perjudiciales para la sociedad, pero “mucho más para los niños en las escuelas”, asegura Flores Crespo.

Derecho a la Educación
El analista de la UIA afirma que lo que debe imperar es la razón y no la violencia, porque, con ésta, se suprime el derecho del otro, que es el de los niños”, acota. Agrega que “lo primordial en esto es el derecho de los niños a tener condiciones dignas de aprendizaje”. Ello adquiere mayor peso al conocer las cifras que incluye Flores Crespo en su artículo. “En Guerrero y Oaxaca, la población analfabeta mayor de 15 años es de 18.9 y 15.3 por ciento, respectivamente”.
A nivel nacional el porcentaje de analfabetismo es de poco más de siete por ciento, de acuerdo con el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE). El especialista de la Universidad Iberoamericana también comparte en ¿Sirve la protesta al desarrollo educativo? que Guerrero y Oaxaca, además, registran el Índice de Progreso Educativo (IPE) más bajo a nivel nacional: 61 y 61.9 por ciento respectivamente.
Ello, según el Instituto de Innovación Educativa del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey. En su texto, Flores Crespo explica: “Esto significa que ambas entidades no han podido combinar armónicamente cobertura, calidad y logro escolar para los niveles de primaria, secundaria y educación media superior”.
Señala que el argumento fácil que se da siempre para tratar de entender el bajo nivel educativo de las entidades aludidas y de esa región del país es que no son estados con alto nivel de desarrollo. Sin embargo, Flores Crespo refiere el caso de Chiapas, el cual “ha mejorado su desempeño educativo y también es un estado pobre”.
Aunque Rubén Álvarez Mendiola resalta que la CETEG es sólo una porción de los miles de maestros que hay en Guerrero —70 mil en total y 30 mil agremiados a la CETEG—, no minimiza el que tengan una rápida capacidad de movilización.
Ante lo vociferante de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero, no descarta el riesgo de que sus peticiones se puedan extender “a otros estados que hasta hace poco no tenían pensado participar pero que un momento dado decidan lo contrario”, declara. En tanto, el dirigente de la CETEG, Gonzalo Juárez Ocampo, aseguró el pasado 17 de abril que independientemente de la aprobación de la iniciativa de ley estatal por los diputados locales, mantendrán vivo el movimiento para que continúe en el ámbito federal.

® Derechos Reservados. Originalmente publicado en Revista Cambio.

18 de abril de 2013

Entrevista a Sylvia Schmelkes, candidata a junta de gobierno del INEE (Milenio)



® Derechos Reservados. Originalmente publicado en Campus Milenio.

Autonomía del INEE detonará calidad educativa

Por Héctor Rojas Martínez*

Anclar los cambios constitucionales en materia educativa a una práctica que mejore la calidad de los aprendizajes escolares, dependerá de la forma y los términos en los que queden asentadas la nueva Ley de Servicio Profesional Docente y la Ley que regule al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), así como los cambios a la Ley General de Educación (LGE).
El 26 de agosto es la fecha límite para que los asambleístas mexicanos concluyan esta empresa legislativa: aprobar dos iniciativas de ley nuevas, y reformar la LGE, aseguró en entrevista con Campus Milenio, el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet.
Mientras tanto, las ternas, los quince candidatos a asumir uno de los cinco puestos de que dirigirán la Junta de Gobierno del INEE, ya están preparados; la Secretaría de Educación Pública (SEP), seleccionó, a través de una encuesta a 400 especialistas mexicanos, de los cuales respondieron 250.
Quiénes fueron los que contestaron, hasta el momento no se sabe su nombre ni su institución de procedencia, aunque el secretario de Educación, Emilio Chuayffet se comprometió a publicar, en próximos días, estos nombres.
De tal modo, el gobierno de Enrique Peña Nieto, envió al Senado de la República las ternas con el nombre de los 15 candidatos a integrar alguno de los cinco puestos disponibles en la Junta de Gobierno del INEE.
Para investigadores como Carlos Mancera, la autonomía constitucional con la que trabajará el INEE, cambiará totalmente la forma de hacer las cosas en el servicio educativo.
Para académicas como Sylvia Schmelkes, esta autonomía no sólo tendrá que ser de la SEP, sino de cualquier otra fuerza partidaria o gremial dentro o fuera del sistema educativo, dicha autonomía, será fundamental para el buen desarrollo del INEE, aseguró la académica de la Universidad Iberoamericana (UIA), casa de estudios que aportó tres investigadores, para conformar las ternas del INEE, a través del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE).
Entrevistado por separado, el académico emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ángel Díaz Barriga, advirtió modificaciones en la forma de evaluar, a través de la planeación y el nuevo proyecto del INEE autónomo.
Dentro de las responsabilidades de este instituto que tendrá una autonomía similar a la del IFE o el Banco de México; entre otros actores educativos, tendrá que evaluar a los maestros; de acuerdo con Díaz Barriga de una forma integral y no “únicamente” con exámenes estandarizados; al comprender que, la mejora en el proceso educativo, se da con la buena formación de los maestros, así como ambientes óptimos para el aprendizaje, no sólo con la evaluación, la cual, es estructuralmente importante.
Para Shcmelkes, uno de los planteamientos que se advierten relevantes en la reforma a la LGE, es el “ensamble” que el INEE y la SEP tendrán que hacer para que, a partir de la evaluación a los docentes, la dependencia educativa pueda formar mejores maestros, es decir, la evaluación tendrá que estar completamente orientada a la formación.
En cuanto a la evaluación de los alumnos, el investigador Ángel Díaz Barriga, señaló la necesidad de “racionalizar el sistema de pruebas” del sistema educativo mexicano y dejar que se aplique una sola prueba anual a los alumnos, en vez de Enlace, Pisa, Excale, etc… el año en el que se aplique Pisa, que no se someta a los alumnos a la prueba nacional” .
De hecho, para Díaz Barriga, la prueba Enlace tendría que desaparecer, debido a que genera vicios y desvirtúa la práctica de los docentes. Asimismo, para Sylvia Schmelkes, esta prueba debería modificarse; principalmente dejar de asociarla al estímulo económico de los docentes.
Tanto Schmelkes como Díaz Barriga, son dos de los 15 académicos candidatos a dirigir el INEE, entre los que destacan, además Benilde García Cabrero (UNAM), Lorenza Villa Lever (UNAM) y Margarita Zorrilla Fierro (UAA). Así como Eduardo Backhoff Escudero (UABC), Pedro Alejandro Flores Crespo (UIA).
También Teresa Bracho González (Flacso), Tiburcio Moreno Olivos (UAM) y Carlos Muñoz Izquierdo (UIA); así como Gilberto Guevara Niebla (UNAM), Mario Rueda Beltrán (actual director del INEE) y Felipe de Jesús Tirado Segura (UNAM).

El servicio profesional de carrera docente
En la nueva Ley de Servicio profesional de carrera docente, quedaran establecidos los lineamientos para el ingreso, permanencia y promoción de los docentes mexicanos, de tal forma que sean los mejores aspirantes los que ingresen al sistema educativo y se asegure la calidad de los maestros en servicio, reconociéndolos por su mérito en el desempeño de su tarea educativa, es el espíritu que de la Reforma Educativa, según ha reiterado la SEP.
Lo anterior, quiere decir que a pesar de que se buscará una evaluación formativa, los legisladores, tendrán que encontrar los mecanismos para además de estimular al maestro que salga bien evaluado, establecer las sanciones para aquel maestro que obtenga de forma reiterada malos resultados en sus evaluaciones, ha reconocido el presidente de la comisión de Educación del Senado, Juan Carlos Romero Hicks.
Para ello, se tiene que trabajar de manera conjunta con el gremio magisterial, pues el tema de sus derechos laborales es un tema muy delicado, advirtió en entrevista el senador por el estado de Guanajuato.
Una de las propuestas que Sylvia Schmelkes y Carlos Mancera, elaboraron y que en su momento la SEP desechó, era una evaluación a través de visitas a los centros escolares donde especialistas hicieran un diagnóstico in situ, así como la realización de un examen y entrevistas con alumnos y padres de familia sobre el desempeño de los maestros.
Luego de obtener un diagnóstico de los maestros en servicio, se delineaba un trayecto formativo para cubrir las áreas de oportunidad de los docentes y después de tres años, se les volvía a evaluar; si esta evaluación no era aprobada por los maestros en más de dos ocasiones, entonces, se desplazaba al maestros del servicio educativo.
En este sentido, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se ha pronunciado por una evaluación integral y que no tenga fines punitivos.
Por su parte el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se ha manifestado “a favor de la Reforma Educativa que concilie la mejora de la calidad de la enseñanza con el respeto a sus condiciones laborales y profesionales”.
Actualmente, de acuerdo con la SEP, el Sistema Educativo Nacional (SEN), trabaja con 35 millones 249 mil 571 alumnos, así como un millón 858 mil 871 maestros y directores de todos los niveles educativos.

® Derechos Reservados. Originalmente publicado en Campus Milenio.

Las Reformas Educativas que México necesita: Propuesta y comentarios



17 de abril de 2013

Promete INEE autónomo evaluación integral a maestros

Por Héctor Rojas Martínez*

Los 15 académicos candidatos a ocupar uno de los cinco puestos en la junta de gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), comparecieron ante el pleno del Senado de la República, donde coincidieron en la importancia de fortalecer la autonomía del instituto, hacer que la evaluación sirva para el aprendizaje; y aplicar evaluaciones integrales a los profesores.
En el mismo orden en el que fueron presentadas las ternas, cada uno de los académicos tuvo 10 minutos para presentar su propuesta y destacar las aportaciones que de ser seleccionados, impulsarían al interior del INEE.
Desde la primera intervención, la académica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Belinde García Cabreo, señaló que en el Sistema Educativo Nacional (SEN), hace falta adecuar la labor docente al contexto donde se desempeñan los maestros mexicanos. 
Como parte de esta primera terna, Margarita Zorrilla, ante el pleno del Senado, se calificó como “parte del inventario del sistema educativo”, dada su experiencia profesional; y destacó que en esta nueva etapa del INEE, “se trata de innovar a partir de la tradición”, dijo.
“Necesitamos una evaluación más pertinente, que se perciba como buena porque es justa”, aseguró Margarita Zorrilla. Como parte de esa misma terna, la académica de la UNAM, Lorenza Villa Lever, propuso realizar una evaluación que esté en diálogo con los maestros para incorporarlos al análisis y sumarlos a las propuestas de la misma evaluación.
En otra terna, al igual que la anterior, también para integrar la juta del INEE por cinco años; el investigador de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), Eduardo Backhoff Escudero, hizo una dura crítica al sistema de evaluación mexicano, pues dijo que “el gobierno prefirió la prueba ENLACE” que apostar por el trabajo de un instituto como el INEE.
Cabe destacar que una sola prueba, la Evaluación Nacional del Logro Educativo en Centros Escolares (ENLACE), durante el 2012, tuvo un costo similar al presupuesto anual con el que trabajó el INEE.
En esa misma terna, el académico emérito de la UNAM, Ángel Díaz Barriga, señaló que el INEE, en su nueva etapa, deberá aumentar la difusión de los resultados de sus investigaciones, esto con la finalidad de tomar en cuenta la información del sistema educativo y tomar mejores decisiones que impulsen la calidad en el aprendizaje de los estudiantes.
Por su parte, el investigador de la Universidad Iberoamericana (UIA), Pedro Flores Crespo, identificó tres retos que deberá afrontar el INEE autónomo, uno es político, el segundo es organizacional; y el tercero es técnico, aseguró Flores Crespo.
En la práctica, Flores Crespo propuso impulsar talleres en escuelas para que dentro de ellas, se discutan los resultados de las evaluaciones con el propósito de mejorarlos.
En una tercera terna para integrar la junta de gobierno del INEE por un periodo de seis años, Teresa Bracho, aseguró que este órgano evaluador, habrá de diseñar parámetros y estándares con los que se pueda evaluar el perfil de los maestros, atendiendo su diversidad, puntualizó.
En esa misma terna, el profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Tiburcio Moreno Olivos, enfatizó la necesidad de considerar y orientar la evaluación hacia “una experiencia de aprendizaje”.
Por su parte, Carlos Muñoz Izquierdo, de la UIA; respaldó la idea de fortalecer y preservar la autonomía del INEE, así como atender a los distintos contextos nacionales para hacer de la evaluación una herramienta de mejora continua en el sistema educativo.
También por un periodo de seis años, en una cuarta terna, el académico Gilberto Guevara Niebla, enfatizó que “no hay evaluaciones definitivas ni neutras o totalmente objetivas”, por lo que hizo un llamado a comprender la evaluación como un proceso que engrana en todo el sistema educativo.
Lo anterior, de acuerdo con Guevara Niebla para lograr el aprendizaje escolar de “alto desempeño”, dijo el investigador ante el pleno del senado que lucía semivacío, pues a la hora de las comparecencias, más de la mitad de los senadores, abandonaron el pleno.
En esa misma terna, el actual presidente del INEE, Mario Rueda Beltrán, hizo un llamado para reconocer al instituto como un órgano productor de conocimiento, “es importante reconocerlo y utilizar ese saber”, dijo.
Además, Mario Rueda, alentó a fomentar la producción local de información educativa en materia de evaluación, “que nos de conocimiento de los municipios en cuanto a su desempeño educativo”, expresó Rueda Beltrán.
Por su parte el investigador de la UNAM, Felipe de Jesús Tirado, felicitó a los senadores por “evaluar a los evaluadores”; pues enmarcó los procesos de evaluación como un sistema de “rendición de cuentas”.
Tirado Segura, además especificó que el INEE, desde su perspectiva, debe “evaluar para mejorar y no para perjudicar”, y agregó que dentro de este proceso de Reforma Educativa, lo que no se puede hacer es “sacrificar el aprendizaje de los alumnos”, dijo.
En la última terna, para integrar el consejo de gobierno del INEE por un periodo de siete años, la académica de la Universidad de Guadalajara (UdeG), María Luisa Chavoya Peña, propuso una mayor participación de los docentes en el diseño de las evaluaciones del servicio profesional docente.
Lo anterior, porque los maestros son los actores principales del sistema educativo, expuso Chavoya Peña. Por su parte, la candidata Aurora Loyo, reconoció el alto nivel académico de sus colegas pero especificó que “no debe ser la suma de individuos –quien integre al INEE- sino la suma de saberes y capacidades especificas”, acotó la académica de la UNAM.
Asimismo, Loyo reconoció en la autonomía del INEE una oportunidad histórica para mejorar la calidad en el sistema educativo mexicano; consideración que compartió su compañera de terna, la académica de la UIA, Sylvia Schmelkes.
Schmelkes, hizo énfasis en acotar la brechas de desigualdad que tiene el sistema educativo, pues esta falta de equidad crea sectores de la población vulnerables, tal es el caso de los pueblos originarios, ejemplificó la académica.
Adicionalmente, Schmelkes también se pronunció por orientar la evaluación hacia un enfoque formativo, pues la finalidad de la evaluación es mejorar los aprendizajes, así como la finalidad de los aprendizajes es darle a los niños y niñas mexicanas, oportunidades para que se puedan desarrollar de forma integral.
El evento tuvo una duración de poco más de dos horas, aún así, los 15 candidatos de las cinco ternas, regresaran mañana en punto de las 9:30 horas a una reunión con la comisión de educación del Senado de la República.

® Derechos Reservados. Originalmente publicado en Campus Milenio. Fotos: Canal del Congreso

Autonomía, principal reto del INEE: aspirantes

Por Luis Manuel Mendoza*

En un hecho histórico, 15 académicos de alto nivel, miembros del Consejo Mexicano de Investigación Educativa y muchos de ellos fundadores del actual Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) presentaron ante la Cámara de Diputados sus propuestas para formar parte de la Junta de Gobierno del Instituto.
Los especialistas hicieron aproximaciones a los retos de un INEE con más responsabilidades, principalmente la de coordinar el Sistema Nacional de Evaluación para la Educación Obligatoria, todos respondieron a éste con la palabra autonomía. Ellos dicen defender, consolidar o conseguir una verdadera autonomía del Instituto que ellos mismos imaginaron.
La primera terna, compuesta por Benilde Gracía Cabrero, Lorenza Villar Lever y Margarita Zorrilla, puso énfasis en la “nueva autonomía” que le fue concedida al INEE con esta reforma constitucional y que habrá de consolidarse con la Ley reglamentaria.
Benilde García hizo énfasis el reto que representará evaluar al desempeño docente, mismo que tendrá que “reconocer la diversidad y la complejidad de los contextos del país”; mientras que Lorenza Villar señaló la importancia de “construir consensos en torno a la evaluación educativa, entre los actores y las instituciones”; de la misma forma Margarita Zorrilla afirmó que los desafíos tienen una carga técnica y política, y remarcó que “la evaluación no se produce en el vacío, de ahí la importancia de un arreglo institucional”.
Asimismo, la segunda terna, compuesta por Eduardo Backhoff Escudero, Ángel Díaz Barriga y Pedro Flores Crespo, hizo sus consideraciones en tanto los retos del INEE.
Backhoff Escudero hizo hincapié en que el sistema de evaluación vigente deberá ser garante de una educación gratuita y de calidad; por su parte Díaz Barriga aseguró que uno de los desafíos del INEE está en “canalizar los esfuerzos de las Organizaciones de la Sociedad Civi para mejorar la calidad de la Educación”, además de lograr que todos los actores educativos conciban a la evaluación como un “proceso que mejora la calidad de la educación”; Flores Crespo hizo lo propio al señalar que son tres los retos del INEE, el político, el organizacional y el técnico, y guiarían su actuar, principalmente en el “fortalecimiento de la autonomía orgánica, esa que se construye desde dentro, dijo.
La siguiente terna, compuesta por Teresa Bracho, Tiburcio Moreno y Carlos Muñoz Izquierdo, se centró en otros aspectos, por ejemplo, Bracho González aseguró que este nuevo INEE tendrá que tener presente para qué evaluar, por qué evaluar y cómo hacerlo; mientras que Tiburcio Moreno hizo énfasis en hacer una evaluación educativa de carácter formativo, ya que se debe utilizar la evaluación para aprender, “no para mirar lo aprendido”; de la misma forma, Muñoz Izquierdo recalcó que es esta evaluación docente será mejor realizarla por medio de portafolios con actividades que los profesores lleven a cabo.
La siguiente terna, compuesta por Gilberto Guevara Niebla, Mario Rueda Beltrán y Felipe de Jesús Tirado Segura, diversificó los retos. Guevara Niebla habló de una evaluación de abajo hacia arriba, que comience en el centro escolar por el maestro al alumno, y que termine en una gran evaluación nacional, pues dijo, “toda evaluación debe redundar en beneficio de los alumno y de los maestros”; por su parte, Rueda Beltrán aseguró que el reto está en consolidar al INEE como una institución confiable y también habló de la oportunidad de dignificar el rol del docente; finalmente, Tirado Segura hizo una llamado a legitimar la evaluación, a fin de que los resultados sean útiles y aplicables.
La última terna, compuesta por María Luisa Chavoya, Aurora Loyo y Sylvia Schmelkes, entregó sus propuestas ante la cámara de Senadores.
Chavoya afirmó que los retos del INEE tienen que ver con ejercer su autonomía y que no sea perjudicada por los embates políticos que se presentan; asimismo, Aurora Loyo recordó que el INEE tiene el reto de hacer una evaluación útil, que cumpla con los más altos estándares de confiabilidad técnica; por su parte Schmelkes agregó que el instituto tiene autonomía por su solidez técnica, para ahora resta darle credibilidad y crecer.
En entrevista con Educación a Debate, Pedro Flores Crespo, Margarita Zorrila y Teresa Bracho aseguraron que este procedimiento de elección del a Junta de Gobierno es un acto democrático y digno de la dimensión del problema educativo en México.
Este miércoles, la Comisión de Educación del Senado recibirá a las ternas para presentar una entrevista con los grupos parlamentarios, con lo que los senadores tendrán todos los elementos para realizar su dictamen y entregarlo antes de que finalice el periodo ordinario de sesiones.


En los siguientes vídeos puedes consultar las comparecencias de los integrantes del INIDE/UIA , en el orden en que se fueron dando el día de ayer:


* Derechos Reservados. Originalmente publicado en Educación a Debate (@EduDebate).

16 de abril de 2013

Comparecen aspirantes a Junta de Gobierno del INEE

Por Luis Manuel Mendoza*

Los 15 aspirantes a ocupar un lugar en la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) comparecen este martes ante el pleno de la Cámara de Senadores, cada uno tendrá hasta 10 minutos para ser escuchado por los legisladores de la cámara alta.
En punto de las 11 de la mañana, Benilde García Cabrero, Lorenza Villa Lever, Margarita María Zorrilla Fierro, así como Eduardo Backhoff Escudero, Ángel Rogelio Díaz Barriga Casales, Pedro Alejandro Flores Crespo argumentarán la idoneidad de su candidatura por un periodo de cinco años. (Aquí la descripción de los perfiles enviados al Senado)
Lo mismo harán Teresa Bracho González, Tiburcio Moreno Olivos, Carlos Muñoz Izquierdo además de Gilberto Ramón Guevara Niebla, Mario Rueda Beltrán y Felipe de Jesús Tirado Segura por el periodo de seis años.
Por último, las aspirantes al periodo de siete años expondrán cuál sería su papel al interior de la Junta de Gobierno del INEE. Ellas son María Luisa Chavoya Peña, Aurora Guadalupe Loyo Brambila y Sylvia Irene Schmelkes del Valle.
Una vez realizado este proceso, el día miércoles, la Comisión de Educación de  la Cámara de Senadores, que preside el senador por el PAN, Juan Carlos Romero Hicks, entrevistará a los candidatos, quienes previamente expondrán algún tema durante 5 minutos.
Presentes por terna, los aspirantes deberán responder a los grupos parlamentarios, primero al PT, luego al PVEM, el PRD, PAN y al final el PRI, quienes desahogarán sus preguntas en una ronda; al final, cada aspirante habrá respondido en audiencia 5 preguntas concretas sobre su posible elección y el futuro del INEE.
a. La exposición que los candidatos hayan hecho ante el Pleno;
b. Principios que deben regir las labores de los integrantes de la Junta de Gobierno;
c. Relación de dichos principios con su trayectoria profesional;
d. Visión sobre las funciones y retos del INEE, y
e. Visión sobre los alcances de la autonomía del INEE.
Culminado dicho proceso, la Comisión tendrá todos los elementos para deliberar sobre su elección antes de que finalice el periodo ordinario de sesiones, que culmina el próximo 30 de abril.

¿Quiénes son los académicos para la Junta de Gobierno del INEE?
Las ternas: académicos e investigadores especializados
Por un periodo de 6 años se organizaron 2 ternas, la primera está conformada por:
Benilde García Cabrero
Doctora en Psicología por la Facultad de Psicología de la UNAM y Estudiante Especial del Doctorado en Psicología Educativa de la Facultad de Educación en la Universidad de McGill de Canadá.
Además de consultora y coordinadora de programas en instituciones internacionales y gubernamentales como UNICEF, UNESCO, OCDE, CONAFE, IFE y SEP entre otras.
Lorenza Villa Lever
Investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, doctora en Sociología por la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París. Fue directora del Departamento de Educación de la Universidad Iberoamericana, miembro fundador del Observatorio Ciudadano de la Educación y del Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE).
Margarita Zorrilla Fierro
Fue directora del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) hasta 2012; ha sido coordinadora de la Maestría en Investigación Educativa de la Universidad Autónoma de Aguascalientes; fue presidenta del Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE).
Además forma parte del Grupo de Expertos sobre Reformas Educativas y Calidad de la Enseñanza de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).
Una segunda terna para aspirantes a integrar la junta por un periodo de 5 años está integrada por:
Ángel Díaz Barriga
Investigador Emérito del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE-UNAM); maestro y doctor en Pedagogía por la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la UNAM. Sus estudios profesionales los realizó en la Escuela Normal Superior del Estado de Coahuila, donde se graduó como Maestro de Segunda Enseñanza en la especialidad de Pedagogía y técnico en Educación.
En 2011 el Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE) le concedió la distinción Mérito de Investigación Pablo Latapí por sus aportes a la educación; su especialidad es la evaluación educativa, didáctica y currículo.
Eduardo Backhoff Escudero
Doctor en Educación, egresado de la Universidad Autónoma de Aguascalientes y maestro en Educación por la Universidad de Washington.
Fue profesor de la carrera de psicología en la Universidad Nacional Autónoma de México, director del Instituto de Investigación y Desarrollo Educativo de la Universidad Autónoma de Baja California y director de Pruebas y Medición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).
Pedro Flores Crespo
Doctor en Política con especialidad en Educación y Desarrollo por la Universidad de York (Gran Bretaña, 2002); profesor-investigador del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la Universidad Iberoamericana y coordinador del Comité Ejecutivo de Observatorio Ciudadano de la Educación, A.C.
Ternas para un periodo de 6 años:
Carlos Muñoz Izquierdo
Licenciado en economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y doctor en en planeación educativa por la Universidad de Stanford. Fundador del Centro de Estudios Educativos, A. C. y profesor-investigador del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la UIA.
Teresa Bracho
Doctora en Ciencias Sociales, con especialidad en Sociología por El Colegio de México; profesora-investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO-México).
Tiburcio Moreno Olivos
Doctor en Pedagogía por la Universidad de Murcia (España). Profesor Investigador de Tiempo Completo Titular C. Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Profesor-investigador del Departamento de Tecnologías de la Información en la UAM-Cuajimalpa.
Ha dedicado su trabajo profesional a la investigación y la docencia de posgrado en las áreas de la sociología, economía de la  educación y al estudio del sistema educativo y sus políticas.
La otra terna propuesta por ejecutivo para un periodo de 6 años es:
Felipe de Jesús Tirado Segura
Maestro en Psicología Educativa por la University of Leicester, en Inglaterra, y doctor en Educación con mención honorífica, en un programa interinstitucional auspiciado por la SEP – ANUIES y CONACYT, coordinado por la Universidad Autónoma de Aguascalientes.
Ha sido asesor del Departamento de Servicios Educativos del Instituto de Seguridad de los Trabajadores al Servicio del Estado, del Museo de Historia Natural de la Ciudad de México, del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos, de la Universidad Autónoma de Baja California, y de la Secretaría Académica de la Subsecretaría de Educación Básica de la SEP.
Gilberto Guevara Niebla
Profesor titular del Colegio de Pedagogía de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y director de la revista Educación 2001. En 1992 fue nombrado subsecretario de educación básica de la SEP. Ha publicado ensayos, libros y ha sido colaborador de distintos medios impresos, entre ellos las revistas Nexos y Etcétera y los periódicos La Jornada y El Universal.
Mario Rueda Beltrán
Doctor en Ciencias de la Educación por la Universidad de París VIII (Francia). Investigador  del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la UNAM. Presidente del Consejo Mexicano de Investigación Educativa A.C. (2004-2005). Actualmente es director del INEE.
Terna para el periodo de 7 años:
Aurora Loyo Brambila
Investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, licenciada en Sociología por la UNAM y maestra por la Universidad de la Sorbona, Francia.
Es miembro del Consejo Temático de Educación del periódico Reforma; miembro del Consejo Mexicano de Investigación Educativa (CMUE); de la Asociación Mexicana de Sociología y The Comparative and Educational Internacional Society.
María Luisa Chavoya Peña
Doctora en Educación, por la Universidad Autónoma de Aguascalientes, profesora-investigadora del Departamento de Estudios en Educación (DEEDUC) en el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la Universidad de Guadalajara y miembro del Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE).
Sylvia Schmelkes 
Con más de 30 años de labor en el campo educativo, Sylvia Schmelkes es socióloga, maestra en investigación educativa por la Universidad Iberoamericana y doctora en el Instituto de Educación de la Universidad de Londres.
Fue presidenta de la Junta de Gobierno del Centro de Investigación e Innovación Educativas de la OCDE de marzo de 2002 a mayo de 2004. Se ha desempeñado como consultora de la UNESCO, de UNICEF, de la OEA y de la Secretaría de Educación Pública en México.
En el sexenio del Presidente Vicente Fox, fungió como Coordinadora General de Educación Intercultural y Bilingüe en la SEP. Actualmente es la directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la UIA.

* Derechos Reservados. Originalmente publicado en Educación a Debate (@EduDebate).

Schmelkes: La escuela no ofrece contenidos relevantes

Por Luis Manuel Mendoza*

En la educación básica convergen, hoy en día, la deficiente calidad y la inequidad: casi 4 millones de niños entre tres y 14 años de edad no acuden a la escuela y de éstos 2.1 millones no lo hacen entre otras razones debido al trabajo infantil que los separa de las aulas, dijo la investigadora Sylvia Schmelkes.
En su intervención en la consulta para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo, realizada en Boca del Río, Veracruz, la investigadora de la Universidad Iberoamericana agregó que en México hay una deficiente distribución de educación de calidad y atribuyó el hecho a factores financieros, materiales y humanos “que perjudican  quienes más lo necesitan”.
Schmelkes, quien integra una de las ternas de los aspirantes al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), aseguró que la deficiente calidad de la educación tiene tres causas fundamentales que están relacionadas:
1. La escuela no es un sitio agradable.
2. La escuela no ofrece contenidos significativos, relevantes y culturalmente pertinentes, y
3. La educación se imparte en una lengua distinta a la materna
En ese sentido, dijo que la reforma educativa debe buscar una descentralización a fondo, a nivel de zona escolar y de escuela; no segregar los subsistemas escolares y tener una diferente concepción del curriculum.
El curriculum nacional, dijo, debe ser ligero, centrado en el desarrollo de habilidades básicas y de habilidades superiores de pensamiento y en valores para la convivencia democrática.
Schmelkes se pronunció por una educación inclusiva, no discriminatoria e intercultural. “Una que sea acogedora, respetuosa, segura y, por lo mismo, equitativa. En suma, una educación relevante que respete el profesionalismo docente y directivo para que localmente se decidan los contenidos”, señaló.

* Derechos Reservados. Texto y fotografía originalmente publicados en Educación a Debate