18 de abril de 2013

Autonomía del INEE detonará calidad educativa

Por Héctor Rojas Martínez*

Anclar los cambios constitucionales en materia educativa a una práctica que mejore la calidad de los aprendizajes escolares, dependerá de la forma y los términos en los que queden asentadas la nueva Ley de Servicio Profesional Docente y la Ley que regule al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), así como los cambios a la Ley General de Educación (LGE).
El 26 de agosto es la fecha límite para que los asambleístas mexicanos concluyan esta empresa legislativa: aprobar dos iniciativas de ley nuevas, y reformar la LGE, aseguró en entrevista con Campus Milenio, el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet.
Mientras tanto, las ternas, los quince candidatos a asumir uno de los cinco puestos de que dirigirán la Junta de Gobierno del INEE, ya están preparados; la Secretaría de Educación Pública (SEP), seleccionó, a través de una encuesta a 400 especialistas mexicanos, de los cuales respondieron 250.
Quiénes fueron los que contestaron, hasta el momento no se sabe su nombre ni su institución de procedencia, aunque el secretario de Educación, Emilio Chuayffet se comprometió a publicar, en próximos días, estos nombres.
De tal modo, el gobierno de Enrique Peña Nieto, envió al Senado de la República las ternas con el nombre de los 15 candidatos a integrar alguno de los cinco puestos disponibles en la Junta de Gobierno del INEE.
Para investigadores como Carlos Mancera, la autonomía constitucional con la que trabajará el INEE, cambiará totalmente la forma de hacer las cosas en el servicio educativo.
Para académicas como Sylvia Schmelkes, esta autonomía no sólo tendrá que ser de la SEP, sino de cualquier otra fuerza partidaria o gremial dentro o fuera del sistema educativo, dicha autonomía, será fundamental para el buen desarrollo del INEE, aseguró la académica de la Universidad Iberoamericana (UIA), casa de estudios que aportó tres investigadores, para conformar las ternas del INEE, a través del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE).
Entrevistado por separado, el académico emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ángel Díaz Barriga, advirtió modificaciones en la forma de evaluar, a través de la planeación y el nuevo proyecto del INEE autónomo.
Dentro de las responsabilidades de este instituto que tendrá una autonomía similar a la del IFE o el Banco de México; entre otros actores educativos, tendrá que evaluar a los maestros; de acuerdo con Díaz Barriga de una forma integral y no “únicamente” con exámenes estandarizados; al comprender que, la mejora en el proceso educativo, se da con la buena formación de los maestros, así como ambientes óptimos para el aprendizaje, no sólo con la evaluación, la cual, es estructuralmente importante.
Para Shcmelkes, uno de los planteamientos que se advierten relevantes en la reforma a la LGE, es el “ensamble” que el INEE y la SEP tendrán que hacer para que, a partir de la evaluación a los docentes, la dependencia educativa pueda formar mejores maestros, es decir, la evaluación tendrá que estar completamente orientada a la formación.
En cuanto a la evaluación de los alumnos, el investigador Ángel Díaz Barriga, señaló la necesidad de “racionalizar el sistema de pruebas” del sistema educativo mexicano y dejar que se aplique una sola prueba anual a los alumnos, en vez de Enlace, Pisa, Excale, etc… el año en el que se aplique Pisa, que no se someta a los alumnos a la prueba nacional” .
De hecho, para Díaz Barriga, la prueba Enlace tendría que desaparecer, debido a que genera vicios y desvirtúa la práctica de los docentes. Asimismo, para Sylvia Schmelkes, esta prueba debería modificarse; principalmente dejar de asociarla al estímulo económico de los docentes.
Tanto Schmelkes como Díaz Barriga, son dos de los 15 académicos candidatos a dirigir el INEE, entre los que destacan, además Benilde García Cabrero (UNAM), Lorenza Villa Lever (UNAM) y Margarita Zorrilla Fierro (UAA). Así como Eduardo Backhoff Escudero (UABC), Pedro Alejandro Flores Crespo (UIA).
También Teresa Bracho González (Flacso), Tiburcio Moreno Olivos (UAM) y Carlos Muñoz Izquierdo (UIA); así como Gilberto Guevara Niebla (UNAM), Mario Rueda Beltrán (actual director del INEE) y Felipe de Jesús Tirado Segura (UNAM).

El servicio profesional de carrera docente
En la nueva Ley de Servicio profesional de carrera docente, quedaran establecidos los lineamientos para el ingreso, permanencia y promoción de los docentes mexicanos, de tal forma que sean los mejores aspirantes los que ingresen al sistema educativo y se asegure la calidad de los maestros en servicio, reconociéndolos por su mérito en el desempeño de su tarea educativa, es el espíritu que de la Reforma Educativa, según ha reiterado la SEP.
Lo anterior, quiere decir que a pesar de que se buscará una evaluación formativa, los legisladores, tendrán que encontrar los mecanismos para además de estimular al maestro que salga bien evaluado, establecer las sanciones para aquel maestro que obtenga de forma reiterada malos resultados en sus evaluaciones, ha reconocido el presidente de la comisión de Educación del Senado, Juan Carlos Romero Hicks.
Para ello, se tiene que trabajar de manera conjunta con el gremio magisterial, pues el tema de sus derechos laborales es un tema muy delicado, advirtió en entrevista el senador por el estado de Guanajuato.
Una de las propuestas que Sylvia Schmelkes y Carlos Mancera, elaboraron y que en su momento la SEP desechó, era una evaluación a través de visitas a los centros escolares donde especialistas hicieran un diagnóstico in situ, así como la realización de un examen y entrevistas con alumnos y padres de familia sobre el desempeño de los maestros.
Luego de obtener un diagnóstico de los maestros en servicio, se delineaba un trayecto formativo para cubrir las áreas de oportunidad de los docentes y después de tres años, se les volvía a evaluar; si esta evaluación no era aprobada por los maestros en más de dos ocasiones, entonces, se desplazaba al maestros del servicio educativo.
En este sentido, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se ha pronunciado por una evaluación integral y que no tenga fines punitivos.
Por su parte el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se ha manifestado “a favor de la Reforma Educativa que concilie la mejora de la calidad de la enseñanza con el respeto a sus condiciones laborales y profesionales”.
Actualmente, de acuerdo con la SEP, el Sistema Educativo Nacional (SEN), trabaja con 35 millones 249 mil 571 alumnos, así como un millón 858 mil 871 maestros y directores de todos los niveles educativos.

® Derechos Reservados. Originalmente publicado en Campus Milenio.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario