14 de junio de 2013

¿Qué hace a un gran pensador?

Por Pedro Flores Crespo*
"She is quite a serious thinker,
even though her grades are very good"

—Maestra de la escuela fundada por Rabindranath Tagore en India

Al igual que lo hacen otros medios como Time y Foreign Policy, la revista británica Prospect publicó en su número de mayo los resultados de una encuesta que pretende enlistar a los diez pensadores más influyentes del mundo. Según Prospect, votaron más de 10 mil personas en más 100 de países.
Elegir mediante un ejercicio abierto y amplio a los intelectuales públicos más destacados puede verse como una actividad ociosa, aunque también muy atractiva comercialmente para un medio de comunicación. Incluso, se puede acusar de que en virtud del tipo de lectores de Prospect, la elección puede estar sesgada. Pese a estos cuestionamientos, la lista de los intelectuales públicos votados sirve para reflexionar y preguntarse varias cosas. ¿Quién es el intelectual que encabeza la lista de los grandes pensadores a escala mundial y por qué? ¿Qué áreas del conocimiento sobresalen más? ¿Son los grandes pensadores miembros de alguna universidad? ¿Habrá algún mexicano en el palmarés de Prospect? Veamos.

Vida plural: dios, acción y Elvis 
El ganador de la lista de los pensadores mundiales de 2013, según Prospect, es Richard Dawkins (1941), profesor de biología evolutiva en la Universidad de Oxford en el Reino Unido. En 1976, Dawkins acuñó el término "meme" en su libro The Selfish Gene, el cual, según Wikipedia, es una unidad similar al gen pero que transfiere información de tipo cultural para poder explicar ciertos patrones evolutivos. Desde entonces, la memética se ha convertido en un objeto de estudio de la sociología contemporánea y el término meme se expandió a otros terrenos para describir ideas o figuras en medios virtuales.
El segundo en la lista es Ashraf Ghani (1949), un científico político afgano en cuya presentación de la revista se dice que "pocos académicos tienen la oportunidad de poner en práctica sus ideas". Después de pasar tiempo en algunas universidades estadounidenses y estudiar cómo se construye el Estado-nación, Ghani regresó a Afganistán precisamente con esa tarea. Este político fue también rector honorífico (Chancellor) de la Universidad de Kabul.
El tercer pensador de talla mundial de Prospect también está ligado a una universidad (Harvard) y se llama Steve Pinker (1954), un especialista en cognición y lenguaje. En su último libro The Better Angels of our Nature, Pinker argumenta algo que pondría pesimista a cualquier pesimista. Basado en sólida y amplia evidencia científica, este académico mostró que el mundo occidental ha experimentado gradualmente menos violencia.
El cuarto pensador enlistado en Prospect es un musulmán y proviene de otro país pobre: Iraq y se llama Ali Allawi (1947). Allawi estudió negocios en Harvard, dio clases en la Universidad de Oxford, trabajó en el Banco Mundial, fue un opositor al brutal régimen de Saddam Hussein y se convirtió en secretario de comercio y de finanzas de su país en la época post Hussein. Ha escrito libros sobre la civilización islámica en donde sobresale su agudeza y perspectiva.
Paul Krugman (1953) es el quinto pensador enlistado en Prospect. Economista, profesor de la Universidad de Princeton y ganador, en 2008, del premio Nobel por sus trabajos sobre los patrones de comercio y geografía económica. Krugman ha sido crítico de las políticas económicas dominantes y un persistente difusor de sus ideas a través de su columna en el New York Times. Su último libro proclama: "End this depresion now!"
Algo andaría mal en una lista de grandes pensadores sin un filósofo. Este espacio lo llena el esloveno Slavoj Zizek (1949), quien da nombre al International Journal of Zizek Studies que se encarga de analizar y criticar el trabajo del filósofo considerado, por su estilo, "el Elvis de la teoría cultural". Zizek es director internacional del Instituto para las Humanidades de la Birkbeck University of London en el Reino Unido.
Siguiendo con la filosofía y la economía, Amartya Sen (1933) es el séptimo intelectual público electo en la lista de Prospect. Por haberle restituido una dimensión ética a la economía, Sen recibió el premio Nobel de Economía en 1998 y fue el primer asiático en dirigir un colegio de Oxbridge (que es la conjunción imaginaria entre las prestigiosas universidades de Oxford y Cambridge). Con sabiduría, hizo que sus ideas tuvieran implicaciones prácticas en varias áreas del desarrollo, de la política y la economía. Sen nació en la India y actualmente es profesor de Harvard.
Y aunque Dawkins argumente que dios no existe, éste se metió a la lista de los grandes pensadores de Prospect; al menos con el nombre. Peter Higgs, físico teórico de la Universidad de Edimburgo en Escocia, es el científico al cual se le considera más cercano al descubrimiento del bosón de Higgs, que es una partícula subatómica elemental también llamada la "partícula de dios". Prospect especula que este año el premio Nobel de física será para el científico inglés.
La correlación entre haber sido votado en Prospect como un gran pensador y haber recibido el premio Nobel es alta. Mohamed Elbaradei (Egipto 1942) y Daniel Kahneman (Israel, 1934) lo confirman. El primero fue director general de la Agencia de Energía Atómica de las Naciones Unidad y en 2005 se hizo acreedor al Nobel de la Paz por evitar que la energía nuclear se utilizara para fines bélicos. Elbaradei ha sido una figura central para formar coaliciones políticas y partidos que dirijan a Egipto a construir una democracia liberal. Kahneman, por su parte, es un psicólogo basado en la Universidad de Princeton y en 2002 ganó Nobel en Economía pese a que reconoció que nunca ha tomado un curso en esta materia. Kahneman se hizo acreedor al prestigioso reconocimiento por "haber integrado el conocimiento de la psicología en la ciencia económica, específicamente, en el tema relacionado con los juicios y las decisiones que hacemos los seres humanos bajo ambientes de incertidumbre. Según Prospect, su libro Thinking, Fast and Slow comunicó sus ideas de manera sencilla abarcando audiencias dignas de un escritor de bestseller.

¿Qué lecciones deja la lista de intelectuales?
En primer lugar, llama la atención que todos sean hombres, cuestión que apunta hacia una inequidad de género dentro de los círculos científicos e intelectuales. Segundo, que cuatro pensadores de los diez enlistados provengan de países pobres (India, Egipto, Iraq y Afganistán), aunque habría que aclarar que tanto Sen como ElBaradei, Allawi y Ghani han sido formados o son parte de universidades consideradas como "elitistas". ¿Es el elitismo aplicado a la universidad una categoría negativa aun cuando en esas instituciones se formen grandes pensadores? Por cierto, como pudo verse, ningún mexicano, latinoamericano o hispanoamericano apareció en la lista de Prospect.
Otra lección que puede derivarse de la biografía de estos pensadores es que la mayoría ha rebasado su área de especialidad y ninguno se advierte como un ser aislado o ensimismado por sus experimentos, técnicas o modelos. El carácter de intelectuales públicos les va bien a todos. Su capacidad de actuar políticamente y comunicar sus ideas de manera amena y sencilla es notable. En el libro, The Magic of reality.  How we know what´s really true (2011, Bantam Press) de Dawkins, por ejemplo, uno puede corroborar la capacidad de un científico para hablar de la realidad con la misma pasión y profundidad como quizás la viva. "La ciencia tiene su propia magia: La magia de la realidad", dice Dawkins.
¿Y qué diría el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) de México si tuvieran que valorar el expediente de Paul Krugman, cuya columna periodística es considerada la más influyente de los Estados Unidos? Aunado al riguroso trabajo científico, casi todos los grandes pensadores de Prospect han destacado por hacer un importante esfuerzo de divulgación.
¿Qué demuestran entonces los pensadores enlistados en Prospect? Que la rigurosidad intelectual no está peleada con el desparpajo (Zizek), mucho menos con la realidad o con la política (Ghani, Allawi, Krugman, Sen, ElBaradei y Kahneman). Son críticos de grandes creencias como la existencia de dios (Dawkins) y del credo económico dominante (Krugman, Sen). Han incursionado en los debates que la humanidad ha tenido por siglos pero dándoles una perspectiva renovada (Pinker, Kahneman)
Cualquier lista de intelectuales electos por una revista de un país desarrollado genera suspicacias, omisiones (y celos), aunque también debería notarse que un elemento que une a estos diez pensadores de talla mundial sea su profunda convicción humanística y en algunos, su clara convicción democrática.

Pedro Flores Crespo es Doctor en Política por la Universidad de York, investigador y académico del  Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (UIA): pedro.flores@uia.mx. Síguelo en Twitter: @flores_crespo. Originalmente publicado en Campus Milenio

No hay comentarios. :

Publicar un comentario