30 de agosto de 2013

Presentan en la Ibero Informe de competencias profesionales en preuniversitarios y universitarios de Iberoamérica

• El estudio revela que 70% de los egresados en México tienen dificultades para integrarse al mercado laboral.
• El documento fue realizado por el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (Inide) de la Ibero, la Fundación Universia y la Fundación Telefónica.

La Universidad Iberoamericana fue sede de la presentación del Informe de competencias profesionales en preuniversitarios y universitarios de Iberoamérica, documento que analiza la relación entre la formación de competencias profesionales que ofrecen las instituciones educativas de nivel superior y medio superior, y las necesidades de los sectores productivos y sociales.
Realizado por el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (Inide) de la Ibero, la Fundación Universia y la Fundación Telefónica, el estudio exploratorio y descriptivo refleja la percepción que tienen en México, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, España y Perú, rectores, desarrolladores de planes de estudio, empleadores, profesores, alumnos y egresados.
La investigación académica dirigida por la doctora Marisol Silva Laya, directora del INIDE, revela que para 70 por ciento de los egresados en México es difícil integrarse al mercado laboral en nuestro país (vale mencionar que en la Ibero, al concluir sus estudios de licenciatura, 75% de los alumnos ya trabajan en su campo, mientras que el resto encuentra empleo en los siguientes cinco meses),algo que depende en gran medida de factores económicos y no sólo del ámbito educativo. Así, 51 por ciento de los egresados de México tienen empleo de tiempo completo, 17 por ciento de tiempo parcial y 19 por ciento no trabaja, de acuerdo con la gráfica de condición de actividad económica actual del informe.
Entre las tres competencias que los egresados valoran más para conseguir un empleo se encuentran: toma de decisiones, aplicación de conocimientos y capacidad para planificar el tiempo. En tanto que los empleadores consideran que las competencias más desarrolladas por aquellos son: aprendizaje permanente, trabajo en equipo y habilidades en el uso de tecnologías de información y comunicación (TIC).
La mayoría de quienes se han incorporado al mercado laboral opinan que su trabajo coincide en alguna medida con sus estudios universitarios, lo que manifiesta que la educación superior contribuye al desempeño de las personas en el mercado de trabajo; empero, entre 10 y 25 por ciento declara baja o nula coincidencia entre sus actividades laborales y formación universitaria.
Del lado de los empleadores, aunque hay disparidad de opiniones al analizar la satisfacción por sector de actividad económica, sólo 51 por ciento están satisfechos con la formación de los egresados, 13 por ciento insatisfechos y 37 por ciento se declara ni satisfechos ni insatisfechos.
En el plano académico, las tres competencias más deficientes en preuniversitarios, según los profesores de las universidades, son: capacidad para planificar el tiempo, aprendizaje de un segundo idioma (aunque curiosamente los estudiantes mexicanos tienen a la comunicación en un segundo idioma como la competencia más valorada para conseguir empleo), y capacidad de abstracción, análisis y síntesis.
Las más desarrolladas son: conocimiento teórico, uso de las TIC y habilidades interpersonales, consideraron los maestros. Trabajo en equipo, toma de decisiones y trabajo autónomo, de acuerdo con los alumnos.
Ante eso, el informe sugiere que resulta importante mejorar la comunicación entre los responsables del diseño de los planes de estudio y las autoridades educativas y los encargados del reclutamiento de personal en las empresas para, en conjunto, definir perfiles de egreso acordes a las necesidades del sector productivo.
Los distintos actores participantes en la investigación señalan a la universidad como el principal formador de competencias profesionales, pero reconocen la importancia de la educación previa en el desarrollo de algunas de ellas.
De acuerdo con lo anterior, la universidad debiera centrarse en la formación de competencias enfocadas a los conocimientos teóricos sobre las áreas de estudio, la capacidad de abstracción y análisis, y la búsqueda y proceso de información; mientras que la educación previa debería privilegiar el conocimiento sobre las áreas de estudio, comunicación oral y escrita, y el aprendizaje de un segundo idioma.
El documento evidencia la urgencia de que los sistemas educativos y productivos trabajen en conjunto diseñando una educación de mayor calidad, que garantice un amplio dominio de competencias, y el acceso de los jóvenes a un trabajo decente; todo ello favorecerá su mejor desempeño en la sociedad.
A la presentación del Informe de competencias profesionales en preuniversitarios y universitarios de Iberoamérica acudieron los doctores: José Morales Orozco, Rector de la Universidad Iberoamericana; Arturo Cherbowski, director general de Universia; Alejandro Mendoza Álvarez, director de la División de Humanidades y Comunicación de la Ibero; Marisol Silva Laya, directora del Inide de la Ibero, y Lourdes Chehaibar Nader, directora del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la UNAM.


Fuente: Sala de Prensa/Ibero

No hay comentarios. :

Publicar un comentario