12 de septiembre de 2013

Cambio educativo sin sangre, sudor y lágrimas: el caso Maravillas

Por Pedro Flores Crespo*

En el debate sobre cambio educativo siempre están presentes por lo menos dos rutas de acción. Por una parte, tratar de generar grandes cambios estructurales a partir de “reformas” o “revoluciones educativas” y por otra, identificar prácticas escolares y pedagógicas en contextos locales para después analizarlos y tratar de replicarlos en otras escuelas o ambientes específicos. 

Digamos que estas dos rutas pueden considerarse estrategias de nivel “macro” y “micro”, respectivamente. ¿Y cuál ha dado mejor resultado en la educación mexicana? ¿Las reformas actuales que propone Enrique Peña Nieto es una inteligente conjunción de ambas estrategias? Por lo que se sabe públicamente, el gobierno priísta le apuesta primordialmente a la primera ruta: la macro.
En virtud de los complejos problemas educativos, sería ideal que los actuales funcionarios y planificadores de la Secretaría de Educación Pública (SEP) se dieran tiempo de conocer y reflexionar sobre las múltiples experiencias acerca del cambio educativo a nivel micro que han probado ser exitosas. En este sentido, sugiero ver el documental Maravillas: otra educación es posible del director José Leandro Córdova (http:// documentalmaravillas.com/).
Probablemente realizado con menos dinero que otros documentales sobre la educación de México, el video Maravillas es igualmente atractivo e interesante, pues nos muestra la vida escolar en la telesecundaria Pedro Vélez del pueblo Presa de Maravillas del municipio de Villanueva en el estado de Zacatecas. El video, a mi juicio, representa una innovación en el componente de la comunicación de las políticas educativas ya que da cuenta de los avances del Programa sobre Mejoramiento del Logro Escolar (PEMLE) en secundaria, el cual se echó a andar en la administración pasada (2006-2012) bajo la dirección de un profesional equipo de la Subsecretaría de Educación Básica (SEB) y con el respaldo intelectual del inquieto doctor Gabriel Cámara.
El PEMLE era una estrategia de intervención escolar focalizada en 9,072 escuelas secundarias que obtenían los puntajes más bajos de logro escolar en la prueba Enlace (Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares). Se proponía desarrollar comunidades de aprendizaje a través de la creación de una red de tutorías.
Filmado en uno de esos tantos pueblos de México en donde la desolación reina, el documental Maravillas presenta los testimonios de maestros, estudiantes, directivos, funcionarios, ex alumnos y especialistas sobre el funcionamiento de la tutoría y de las comunidades de aprendizaje en donde “todos tienen la capacidad de enseñar y de aprender” (Cámara).
Después de encontrarse en el sotano en términos de logro escolar, los jóvenes estudiantes de la secundaria Pedro Vélez, fueron no sólo mejorando notablemente su desempeño académico, sino también —por lo que se logra advertir en el video—, sus “capacidades humanas” (Sen, Nussbaum). “Aquí aprendes mucho a no tener vergüenza a preguntar, a demostrar lo que sabes”, corrobora Marí Cruz Ramírez, joven alumna de la secundaria Pedro Vélez que aspira a estudiar medicina para poder ayudar a su gente.
Basada en una relación de apoyo mutuo y confianza, la tutoría impulsada por el programa de comunidades de aprendizaje parece corroborar —una vez más— que a pesar de que algunas personas enfrentan serias e injustificables dificultades económicas y sociales, siempre está presente la posibilidad de lograr aprendizajes significativos y esto propicia una ampliación de libertades, como lo ilustra el profesor Gabriel de León, director de la telesecundiara, quien al referirse al programa de tutorías dijo: “Cuando vi que esto era de libertad, de que el alumno estudiaba lo que él quería aprender, y cuando dos seres o dos personas en libertad se unen para hacer una cosa, esto sale, si no a la perfeccción [sí] a lo máximo”.
El documental en ocasiones conmueve y hace reflexionar sobre diversos puntos. Primero, es alentador que se centre en presentar las habilidades que los estudiantes han desarrollado tanto de manera explícita como implícita. Si Usted ve el video, note la fluidez, estructura y claridad con que cada uno de los entrevistados de la telesecundaria se expresan. Aunque se quisiera “balconear” a alguien, dudo mucho que el conductor televisivo lo logre.
Por otro lado, los impulsores del proyecto de “comunidades de aprendizaje” parten de cuestiones pedagógicas y filosóficas básicas, las cuales han estado presentes históricamente en el debate educativo pero que por extrañas razones, no se consideran en los procesos de reforma, que como hemos visto recientemente, a veces cuestan sangre, sudor y lágrimas. Por último, surge una pregunta práctica: Ahora que el secretario de Educación Pública sugirió que ya no habrá Enlace, ¿cuál será el referente para identificar y atender a las escuelas más desfavorecidas del país? En el documental es evidente la utilidad de esta base informativa —pese a sus limitaciones —para no sólo hacer que los jóvenes estudiantes logren mayores puntajes en la prueba, sino también para poder ser sujetos de un programa orientado a ampliar sus oportunidades de vida.


* Pedro Flores Crespo es Doctor en Política por la Universidad de York, investigador y académico del  Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (UIA): pedro.flores@uia.mx. Síguelo en Twitter: @flores_crespo. Originalmente publicado en Campus Milenio.

2 comentarios :

  1. Queridísimo Pedro Flores, me parece que tendemos a pensar que todo lo que nos interesa, sabemos, investigamos, amamos es lo que se debe conocer, investigar, amar. No podría aventurarme a pensar que Enrique Peña Nieto no está interesado en la educación, su campo de conocimiento no es la educación precisamente, por lo tanto, mi pregunta es: ¿cómo está permitiendo,la SEP y demás actores clave en educación, que se construya el imaginario educativo de México?, ¿por qué casos como el que compartes y miles más, de México y del mundo no están siendo reflexionados, analizados, difundidos, puestos en consideración?, ¿a quién le está faltando subir esta discusión a nivel federal?, ¿qué estamos haciendo como investigadores educativos, para lograr aportaciones a la política educativa?, esos son unos demonios que me saltaron luego de leerte, sin embargo, dispuesta estoy a seguir aprendiendo de ti, un abrazo, para ti y para la gente del INIDE.

    ResponderEliminar
  2. Y todavía más ¿será EPN el único que ignora sobre educación?, ¿quiénes están siendo los sordo-ciegos, la SEP, la sociedad en general, los investigadores educativos, todos?

    ResponderEliminar