21 de noviembre de 2013

Tarjetas de auto-interaprendizaje (Chiapas, Michoacán, Oaxaca y Puebla)

En el marco de la presentación de libros en el XII Congreso Nacional de Investigación Educativa, Ulrike Keyser presentó las “Tarjetas de auto-interaprendizaje (Chiapas, Michoacán, Oaxaca y Puebla)”, las cuales representan la 2da versión de este material educativo que es fruto del trabajo de investigación de maestros que hablan de actividades de su propia cultura.
Las tarjetas lograron elaborarse a través de un proceso de investigación de los maestros que fue llevado a cabo sobre la base del método inductivo intercultural de Jorge Gasshé. El paso inicial para la elaboración de las tarjetas es realizar el calendario de una comunidad plasmando los eventos agrícolas y rituales que realiza a lo largo del año.
Cada tarjeta describe y propone actividades en relación de una actividad tal y como se vive en una comunidad concreta; sin embargo, puede ser trabajada con niños y niñas de otras escuelas y comunidades comparando lo descrito con lo que viven en la suya.
Sylvia Schmelkes comentó que “las tarjetas son el fruto de maestras y maestros empíricos que perteneciendo a la UNEM las prepararon e hicieron suya la metodología”. Para ella, tal esfuerzo, representa “la propuesta más acabada para el trabajo con niños y niñas sobre su propia cultura y en su propia lengua.” Añadió además, que el trabajo realizado a través del método inductivo intercultural está lleno de innovaciones y acompañado por un sustento teórico potente que logra introducirse en la escuela favoreciendo el trabajo de la lengua indígena, la propia cultura y el diálogo de saberes.
María de Lourdes Vargas destacó de manera especial el proceso que vivieron los distintos equipos para elaborar las tarjetas, el cual calificó como un proceso congruente, intercultural vivido con respeto y horizontalidad entre sus miembros. Para ella,  este trabajo concreta la vida cotidiana, recupera la vivencia e investigación que se gesta en su desarrollo. “Las tarjetas son fruto de la congruencia del equipo cuando se relaciona con cada comunidad” afirmó. Añadió también, que era importante reconocer que este proceso se da desde el pensamiento, desde la forma de pensar la educación con una visión descolonizadora, pero que al mismo tiempo logre integrarse al currículum nacional.
Por su parte, María Bertely, coordinadora del proyecto, cerró la presentación enfatizando tres puntos sustanciales  sobre el material educativo logrado:
“Este trabajo fue posible gracias al esfuerzo de indígenas y no indígenas juntos. Porque los no indígenas somos capaces de organizar, tenemos poder de formalización; y los indígenas tienen el poder de lo sustantivo. Los dos tenemos poderes distintos”.
El método tiene una motivación política, se ha convertido en la acción reivindicativa de la UNEM, y ellos son quienes lo cuidan y celan, pues consideramos que debe quedarse en control indígena para garantizar que permanezca.
El trabajo que se ha realizado en las comunidades con las investigaciones realizadas por los maestros y la elaboración de las tarjetas ha logrado curar las relaciones intergeneracionales, acercar, comprender y curar resentimientos e incomprensiones respectos a los saberes culturales.

* Originalmente presentado en el XII Congreso Nacional de Investigación Educativa. Guanajuato, Guanajuato (México). 20 de Noviembre de 2013.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario