22 de enero de 2014

Título universitario aún garantiza un buen empleo

 Fuente: gadgetdude CC de atribución.
51 por ciento de los egresados universitarios encuestados en México cuentan con trabajo de tiempo completo en su campo de estudio
Bachillerato, relevante para la formación de profesionistas
Fuente: UIA
El título universitario todavía tiene efectos positivos para la obtención de un buen empleo, afirmó la doctora Marisol Silva Laya, coordinadora de un análisis exploratorio sobre competencias profesionales en universitarios y preuniversitarios, realizado por el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (Inide) de la Universidad Iberoamericana (UIA).
Esta investigación se llevó a cabo el año pasado en Argentina, Brasil, Colombia, Chile, España, Perú y México.
Dicho proyecto fue realizado a partir de cuestionarios electrónicos, respondidos por casi dos mil profesores y estudiantes de educación secundaria alta, así como una cifra similar de egresados de universidades públicas y privadas, más de mil 200 profesores de educación superior, 338 rectores y diseñadores de planes de estudio, y más de 400 empleadores.
En el caso de México, participaron 298 recién egresados de universidades públicas y privadas, así como 50 empleadores y 319 profesores.
La investigación reveló que más de la mitad de los recién egresados de universidades en México, cuentan con un trabajo de tiempo completo relacionado con su área de estudios.
De acuerdo con el análisis, en el caso de México, 51 por ciento de los egresados universitarios laboran de tiempo completo, pese a reportar dificultades al momento de buscar y obtener un empleo. Asimismo, 17 por ciento de los egresados que respondieron el cuestionario tiene un trabajo de medio tiempo, mientras que 19 por ciento está desempleado y un porcentaje menor realiza actividades laborales de forma temporal o es becario en una empresa.
Casos similares ocurren en Perú y Chile, países donde 61 y 60 por ciento de los titulados, respectivamente, cuentan con un trabajo de jornada completa.
La única excepción se presentó en España, país que se encuentras en medio de una crisis laboral considerable, en donde 46 por ciento de los encuestados señaló estar desempleado.
En relación con los empleadores, aproximadamente la mitad declaró haberse sentido satisfecho con la formación de los egresados, y consideraron que las habilidades interpersonales, el trabajo en equipo y la capacidad de adaptación son las competencias más relevantes para la empleabilidad, las cuales pueden desarrollarse a través de la educación, no sólo universitaria, sino de niveles básicos.
“Si bien no podemos negar las dificultades que existen en el mercado de trabajo por las limitaciones de empleo que hay, buena parte de los jóvenes que están egresando sí se están incorporando, y un elemento que les ayuda es contar con el título universitario”.
“Es cierto que la formación universitaria no va a resolver los problemas del empleo, sin embargo, contar con un título universitario posibilita una mejor inserción en el mercado de trabajo”.
De esta forma, las principales fortalezas en la formación de competencias entre los egresados universitarios giran en torno al aprendizaje permanente, el trabajo en equipo, la búsqueda y procesamiento de información, el uso de TICs y la aplicación de conocimientos. Por el contrario, las competencias más débiles son la comunicación oral y escrita, contar con un segundo idioma, la planificación del tiempo, el compromiso con el medio ambiente y la responsabilidad social.
Competencias claves como la capacidad de análisis y de abstracción, así como la comunicación oral y escrita, deben enseñarse desde la educación secundaria.
Originalmente publicado en Journalmex por René Dávila.
Fuente:

15 de enero de 2014

Idiomas y redacción, ‘coco’ de mexicanos

A los egresados les falta formación para competir en el mercado laboral, dicen empleadores; la mitad de las empresas están insatisfechas con la preparación de jóvenes, según estudio.

Por: Ivonne Vargas*



Hablar un segundo idioma, resolver problemas abstractos, y desarrollar una buena comunicación oral y escrita son temas que deben pulir los jóvenes que egresan de las universidades para satisfacer la demanda de los empleadores.

La falta de talento es la causa de que la mitad de las empresas en México no estén satisfechas con la formación de los egresados, según el ‘Informe de Competencias Profesionales en Preuniversitarios y Universitarios de Iberoamérica'. Los empresarios entrevistados afirmaron que las universidades quedan a deber en temas de liderazgo y medio ambiente.

La realidad es que las materias que ayudan a desarrollar la destreza y análisis de problemas son reprobadas por los estudiantes mexicanos. En Matemáticas, 55% de los alumnos de 15 años no alcanza el nivel de competencia básica entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Trabajar desde la secundaria esas competencias, y no esperar a que los profesores universitarios las enseñen, es una medida que ayudaría a los jóvenes a aplicar por un empleo con más herramientas, según el estudio realizado en siete países por el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (Inide) de la Ibero, la Fundación Universia y la Fundación Telefónica.

De acuerdo con los profesores universitarios si la contribución de la secundaria es nula, la de preparatoria no es del todo diferente. "Es muy limitada en competencias como capacidad de abstracción, análisis y síntesis, así como habilidad para planificar el tiempo", dijeron los académicos entrevistados para elaborar el informe. 

Tener a un 19% de egresados mexicanos sin empleo, según datos del estudio, es producto de factores económicos y del ámbito educativo, comentó la directora del Inide, Marisol Silva Laya.

Sumado a una política de gobierno que no favorece la creación de más empleo está la diferencia de opinión entre los actores que ayudan al joven a formarse y, después, a laborar.
Las dificultades comienzan con la diferencia entre profesores y las empresas sobre qué debieran aprender los alumnos, expone el informe que incluye entrevistas con más de 300 mexicanos, entre ellos rectores, empleadores, instituciones académicas y alumnos.

Según los profesores las competencias más importantes son aprendizaje permanente, resolución de problemas y toma de decisiones. Sin embargo para los empleadores, además del segundo idioma y la abstracción, es importante la capacidad para adaptarse a nuevas situaciones, las habilidades interpersonales y el trabajo en equipo.

No habrá avance si no se mejora la comunicación entre los responsables del diseño de los planes de estudio, las autoridades educativas y los encargados del reclutamiento de personal, subrayó Silva Laya.

El perfil idóneo para la organización es el egresado que reúne competencias en estas cinco categorías:

1. De tipo laboral. Planificar el tiempo, resolver problemas, trabajar en equipo, negociar, adaptarse a las circunstancias (en especial escenarios complejos).
2. Lingüísticas. Expresión oral y escrita, y conocer otro idioma.
3. Cognitivas. Abstracción y análisis, innovación, aplicación de conocimientos.
4. Motivacionales. Saber trabajar en forma autónoma, aprender y actualizarse, toma de decisiones, responsabilidad social, interés por cuidado del medio ambiente.
5. Instrumentales. Uso de tecnologías de información, buscar y procesar información.

® Derechos Reservados. Originalmente publicado en CNNExpansión