16 de noviembre de 2014

Adhesión Pronunciamiento: Por la Dignificación de los Normalistas Rurales.

Desde el pasado 26 de septiembre, el asesinato de 6 personas y la desapariciónforzada de 43 normalistas de Ayotzinapa tienen al país en vilo y gritando un ¡Ya basta! y clamando  ¡No más violencia! ¡No a la impunidad!  ¡No más muertes!
Frente a ello, y habiendo aflorado de nueva cuenta el abandono en que se ha tenido a la educación en las zonas más vulnerables, el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación -INIDE- de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, además de sumarnos a este clamor, buscamos contribuir a frenar la lógica de un Estado que, junto con sus instituciones, pareciera estar echando raíces en una violencia que ya forma parte de sus estructuras. Así, haciendo eco de nuestra misiónatendemos a la importancia de vincular la investigación educativa, la formación y la difusión con la problemática nacional para participar en la construcción de una sociedad más justa.
En el marco de las reflexiones del Foro Escuelas Normales y Rurales. Presente y Futuro, que realizamos el pasado 11 de noviembre exigimos:
1.Frenar la  marginalidad y la criminalización a que se ha sometido históricamente a  las Normales Rurales. Revertir la devaluación de los alumnos y profesores  normalistas. 
2.Fortalecer y actualizar su modelo educativo destacando su papel promotor de desarrollo social en el ámbito rural prevalente en México, e incentivar la configuración de un modelo multigrado desde estas escuelas. 
3.Reconocer que las Escuelas Normales Rurales son patrimonio de las comunidades y  una posibilidad para el ejercicio del derecho a la educación y a una vida digna.
4.Revalorar la función del maestro rural y garantizar condiciones laborales dignas, así como ambientes de trabajo estimulantes.
5.Garantizar los recursos humanos, materiales y financieros que favorezcan el desarrollo pleno de su modelo educativo, basado en un principio de justicia educativa que implica dar más a los que menos tienen.
Para  ello exhortamos al gobierno, a las autoridades educativas, a los medios de comunicación, a la academia, a las organizaciones civiles de defensa de derechos humanos  y a la sociedad en general a:
A.Formar de manera expedita  una Comisión de la Verdad que dé seguimiento y esclarezca los hechos del 26 de septiembre en los que asesinaron a 6 personas y desaparecieron a 43 normalistas.
B.Hacer efectivo el compromiso de Enrique Peña Nieto ante los familiares de los normalistas violentados, de asignarles recursos a las Normales Rurales, concretar el cuánto y el cuándo.
C.Incorporar de manera seria y comprometida a las Normales Rurales en la estructura educativa del país que les garantice su existencia.
D.Revertir el acoso y desprestigio a las Normales que los medios de comunicación y diversos sectores de la sociedad alimentan.
E. Contribuir desde la academia a su dignificación a través de investigaciones que potencien el papel que desempeñan en el ámbito rural del que emanan y al que responden por vocación.
F. A las Cámaras de Diputados y Senadores solicitamos suban como puntos de acuerdo los apartados A, B, C y D.
Invitamos a diversos actores y sectores,  de manera particular al educativo, a suscribir  y acompañar este Pronunciamiento. Con este grano de arena  pretendemos dar una respuesta para revertir el escenario de profunda inequidad y exclusión al que se les ha condenado durante décadas a las Normales Rurales
Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación
México, D.F., 14 de noviembre de 2014

No hay comentarios. :

Publicar un comentario